Síguenos en las redes sociales

Waterloo

Por medio del transporte público o bien en un coche alquilado una de las excursiones más típicas que se pueden realizar desde Bruselas, es acudir hasta Waterloo, una localidad que ha pasado a los libros de historia como el lugar donde Napoleón sufrió una derrota militar que acabaría poniendo fin a su gigantesco imperio y a su poderío sobre el continente europeo.

Un paseo por la historia

Waterloo se ubica al sur de la capital, a menos de 20 kilómetros de su núcleo urbano. En la misma localidad de Waterloo se encuentra la parroquia de San José y muy cerca de ella está la casa donde el británico duque de Wellington estableció su cuartel general para acometer su victoriosa batalla. Una casa que ahora se ha reconvertido en un museo que rememora aquellos episodios del 18 de junio de 1815.

Ese museo es el punto de inicio ideal para posteriormente darse un paseo por las inmediaciones, pisando los mismos lugares en los que sucedió la célebre batalla.

Es un agradable paseo en el que no falta la señalización para no perderse y en la que se descubren diferentes monumentos conmemorativos, entre los que destaca la Butte du Lion, un gran túmulo cónico levantado entre 1821 y 1926 y que alcanza más de treinta metros de altura. En ciertas fechas está permitida la ascensión hasta su cúspide para contemplar todo el entorno. Y en su base se encuentra el fantástico Panorama de la batalla, un enorme lienzo circular pintado por Dumoulin en el que se representan los cruentos combates de aquel día.

Otros lugares destacados dentro de lo que fue el campo de batalla, son el Museo de Cera, en el que aparecen representadas en estatuas de ese material los contendientes. Y un poco más allá se pueden reconocer varias granjas que sirvieron de acuartelamiento a las tropas inglesas, o donde está atestiguado que comieron tanto Napoleón como su rival Wellington.

El recuerdo a Víctor Hugo

El escritor francés Víctor Hugo estuvo durante unos años residiendo en Bruselas, y también visitó Waterloo. En parte como fase de documentación para la redacción de su famosa novela Los Miserables. En concreto, estuvo alojado durante un tiempo en el cercano pueblo de Mont Saint Jean, y en su recuerdo hoy en día se alza un alta columna, muy cerca de la granja o Ferme de Caillou, donde estableció su cuartel general Napoleón y donde durmió la noche anterior a la batalla el emperador, lo cual se evoca con diferentes recuerdos expuestos en sus habitaciones.

Dirección: Waterloo, Bélgica

Autobús:

  • Linea 365

Tren:

  • A diario parten numerosos trenes desde Bruselas en dirección a Waterloo.

Una vez en Waterloo, si deseáis visitar el escenario de la famosa batalla es necesario tomar el autobús W.

photo credit: Waterloo Lion from Braine L’Alleud via photopin (license)

Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad