Síguenos en las redes sociales

La calle Trapería en Murcia

La calle Trapería es una de las calles más típicamente murcianas de la ciudad, es una vía peatonal rodeada por comercios y edificios muy importantes e interesantes culturalmente hablando.

Si viajas hasta Murcia seguro que paseas por la calle Trapería, puedes llegar hasta la plaza de la catedral de Santa María, hasta la plaza de Santo Domingo o perderte por las pequeñas calles que conforman el casco histórico de la ciudad de Murcia.

La historia de la calle Trapería

La historia de esta estrecha calle se remonta a la conquista de Jaime I de Aragón en el año 1266. Se recuerda cómo el rey sofocó una rebelión de los mudéjares murcianos y decidió abrir esta calle, una vía recta que diera salida desde la mezquita Aljama, lo que actualmente es la Catedral. Es una vía que rompe de norte a sur con el entramado de la antigua medina musulmana que habitaba Murcia.

El nombre de la calle nació porque era una calle comercial desde sus inicios, donde mercaderes de todos los rincones trataban de vender su mercancía. Por cierto, en Semana Santa se celebran algunas procesiones que atraviesan la vía.

Qué ver en la calle Trapería

La calle Trapería es una calle estrecha pero repleta de edificios culturales e interesantes, si paseas por ella te recomiendo que lo hagas con tranquilidad y deleitándote de su riqueza. Por ejemplo, en ella vas a encontrar el casino de Murcia. En las 4 esquinas vas a encontrar el Edifico de la Alegría de Huerta con tintes modernistas.  Otro edifico digno de contemplar es el edificio de la sociedad de cazadores que tiene una cúpula en color verde. Estos son solo algunos de los edificios que atraviesan esta calle, al estar en pleno centro histórico siempre ha sido habitada por burgueses y aún hoy en día perdura en el tiempo.

Dirección: Calle Trapería, Murcia

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones de la calle Trapería: 1, 6, 29, 30, 31, 44, 49, 50, 55, 56, 58, 62, 91, C5, R14, R20, R80

photo credit: nesimo via photopin cc
Escrito por Lidia Roselló

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad