Síguenos en las redes sociales

Charleroi

Esta ciudad francófona se ubica al sur de Bélgica, a menos de una hora de Bruselas tanto por carretera como por ferrocarril. No se trata de la ciudad más turística del país, sin embargo en los últimos años el tráfico aéreo que soporta su cercano aeropuerto, sobre todo de compañías de low cost, ha hecho que se pongan en valor sus atractivos turísticos.

La ciudad de Carlos

El nombre de la ciudad se debe que se fundó en 1666 bajo el reinado del monarca español Carlos II. En su honor se abre la gran plaza de la ciudad, en torno a la cual están algunos de los monumentos más señeros del patrimonio de Charleroi, como la iglesia de Saint Christophe, el Ayuntamiento, el Museo de Bellas Artes o el Beffroi o Torre Civil que alcanza los 70 metros de altura y en cuyo interior hay un carrillón de 47 campanas.

Si se decide visitar Charleroi lo mejor es dejarse llevar en un largo paseo entre las dos zonas en las que se divide la ciudad. Una zona alta que sería la más administrativa y otra baja orillas del río Sambre, que es la zona más comercial y donde se encuentra la sede de la industria relacionada con la minería que proporcionó los periodos de máximo esplendor a la ciudad.

De hecho, a lo largo de la ciudad, sobre todo en la zona próxima a la estación de ferrocarril se pueden ver varias esculturas con figuras de mineros, obra del escultor Constantine Meunier, quién a finales del siglo XIX se especializó en realizar figuras de trabajadores, mostrando sus duras condiciones de trabajo.

El Museo de la Fotografía

A las afueras de Charleroi, concretamente en la pedanía de Mont sur Marchienne, accesible por medio del autobús urbano, se encuentra el Museo de la Fotografía. Un equipamiento cultural de renombre internacional por las importantes exposiciones temporales que acoge y por la amplia colección de fotografía histórica que posee. Unas imágenes que se remontan a los mismos orígenes del arte de la fotografía en pleno siglo XIX y que llega hasta nuestros días en los que la fotografía digital permite formatos, efectos y calidades impensables antaño.

En definitiva, el Museo de la Fotografía de Charleroi, ubicado en lo que en el pasado fue un convento de la orden carmelita, es una interesante visita para los que quieran conocer la ciudad. Y es sorprendente recorrer sus doce salas de exposición paseando ante los 150 años de historia de la fotografía.

Dirección: Charleroi, Bélgica

Tren:

  • Aunque hay otras formas de llegar hasta Charleroi os recomendamos que cubráis el trayecto en tren, salen con bastante frecuencia y se tarda menos de una hora.

photo credit: Charleroi via photopin (license)

Escrito por Armando Cerra

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad