Síguenos en las redes sociales

Ruta del Cómic por los murales de Bruselas

Por en Bruselas No Comments

Se puede decir con toda la rotundidad, Bélgica es el país del cómic y durante la visita a Bruselas eso se puede comprobar de una forma muy rápida y atractiva. Haciendo la Ruta del Cómic por las calles bruselenses.

Una ruta viva

La gran ventaja de hacer esta ruta del cómic es que yendo de uno a otro mural se recorre el centro más monumental de la ciudad, porque los belgas no han tenido ningún prejuicio a la hora de integrar estos murales contemporáneos extraídos de los tebeos en el entorno histórico de la ciudad, y lo cierto es que la integración es total, aprovechando fachadas, chaflanes o muros de solares para que los dibujantes trasladen las imágenes de sus viñetas al panorama urbano.

Y es que el cómic está considerado el noveno arte en Bélgica, y tanto los guionistas como los ilustradores que hacen este tipo de trabajos poseen un importante prestigio en el país. Y para apreciarlo basta con visitar el Museo del Cómic, el gran templo de este tipo de trabajos en la ciudad. Allí se descubrirá a talentos de la talla de Hergé o Morris y a personajes ya míticos de los cómic como es el caso de Los Pitufos o Spirou.

Todos ellos y muchos más han tomado las calles de Bruselas, en su centro y en los barrios de la periferia, creando una de las rutas más atractivas y grandes de la ciudad. Y no solo eso, sino que el itinerario de estos grandes murales crece cada año, porque se programa la pintura de nuevos murales, incorporándolos a ese recorrido, por lo que la ruta se puede hacer cada vez que se visita Bruselas, de manera que siempre se ve algo nuevo.

Murales de todos los estilos

El resultado de todo ello es una ruta con decenas de murales. Que ahora ya son algo integrado en la oferta turística de Bruselas, pero que en principio nació como un modo elegante y artístico de integrar en el paisaje urbano los solares o las obras urbanísticas que se iban realizando. Una tendencia que comenzó en 1991 y continúa hasta hoy.

Los amantes del cómic reconocerán a muchos de los personajes pintados en estos murales, pero los profanos de la materia se sorprenderán con la gracia de estas ilustraciones gigantes, que sorprenden al viajero durante sus paseos por la urbe. Ya que si uno se puede plantear realizar la ruta en su totalidad y dedicar muchas horas a ello, tal vez el mejor modo de descubrirlos en simplemente sorprenderse cuando se pasea por Bruselas, porque será muy raro que durante los trayectos entre un atractivo turístico y otro, o simplemente sentados en una terraza tomando algo, no contemplemos uno de estos dibujos gigantes.

photo credit: pohjoshua via photopin cc

Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad