Síguenos en las redes sociales

Puerta de Hal

Este monumento está relativamente alejado del centro histórico de Bruselas, ya que es un punto destacado de los bulevares de circunvalación que rodean el núcleo patrimonial. Concretamente está al sur, y llegar hasta él es muy sencillo, ya que hasta aquí llega el transporte suburbano y existe una boca de metro muy próxima a la puerta y con su mismo nombre.

Los únicos restos de la muralla

La Puerta de Hal, o Hallepoort en neerlandés, es el único resto monumental que ha llegado hasta nuestros días de todo el amurallamiento que rodeaba la ciudad de Bruselas en el siglo XIV. Esas murallas coincidirían parcialmente con los actuales boulevares que rodean el centro, y se tiene constancia de que hubo otras puertas, pero que no han resistido el paso de los siglos, como sería el caso de la cercana antigua puerta de Anderlecht, en cuyo solar hoy en día se alzan dos pabellones construidos en 1836.

Por esta razón la conservación de la Puerta de Hal es sumamente importante para conocer la historia de la ciudad. En realidad, la puerta consiste en pesado torreón que tiene planta de herradura. En él se abre un corredor cubierto por una bóveda y jalonado con numerosas troneras. Es decir, se trata de un excelente ejemplar de la arquitectura medieval del Norte de Europa durante la Edad Media. Tanto es así que incluso el interior de la torre se ha acondicionado como museo para mostrar parte de la historia y de las tradiciones de Bruselas.

Cuando se visita hoy la Puerta de Hal se aprecian dos caras bien distintas, y es que el lado que da a la ciudad fue un añadido que se hizo en el año 1869.

Los bulevares de circunvalación

Como si fuera un gigantesco anillo, todo el núcleo histórico de Bruselas está rodeado por amplios bulevares que separan el centro de los barrios. Son sumamente útiles para los bruselenses en sus desplazamientos por la ciudad, evitando las estrecheces de las calles históricas. Y también el transporte urbano que la recorre permite a los turistas moverse fácilmente entre puntos lejanos de la ciudad. Por ello, dependiendo de donde se encuentre nuestro alojamiento, es más que posible que recorramos ciertos tramos de estos bulevares de circunvalación.

Pero no hay que pensar que son carreteras del extrarradio, sino que son amplias avenidas perfectamente integradas en la ciudad, por las que incluso se pueden dar paseos. Ese es el mejor modo de descubrir algunos de los parques que hay en sus laterales. Y es que Bruselas tiene una enorme cantidad de zonas verdes, casi el 15% de su extensión son espacios naturales.

Dirección: Boulevard du Midi 150, Bruselas

Horario:

  • De septiembre a junio:
    • Martes a jueves: 9:30 a 17:00
    • Sábado y domingo: 10:00 a 17:00

Precio:

  • Entrada general: 5€
  • Menores de 26 años: 1,5€
  • Menores de 6 años: Gratis

Autobús:

  • Lineas con parada en las proximidades de la Puerta de Hal: 27, 48, 134, 136, 137, 365

Metro:

  • Porte de Hal: 2, 6
  • Hotel Des Monnaies: 2, 6

Tranvía:

  • Porte de Hal: 3, 4, 51

Página web oficial de la Puerta de Hal

photo credit: infomatique via photopin cc

Escrito por Armando Cerra

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad