Síguenos en las redes sociales

Rue de la Montagne

La Rue de la Montagne parte prácticamente desde la propia Grand Place, en un lateral del Palacio de los Duques de Brabante y se prolonga, ganando anchura y cambiando su nombre hasta los boulevares de circunvalación que rodean el centro histórico de Bruselas. Por ello es un buen paseo para ver cómo va cambiando el aspecto de la ciudad conforme nos alejamos de su núcleo más emblemático.

La Catedral y el Banco Nacional

Además ese paseo permite ver algunos monumentos y museos muy destacados en la ciudad. Uno de ellos es la Catedral bruselense que se eleva portentosa con su arquitectura románica y gótica restaurada hace unas décadas.

Y un poco más adelante, se halla otro templo, si bien ahora no de carácter religioso sino monetario. Es el edificio neoclásico del Banco Nacional, construido entre 1856 y 1865. Este banco, además de su propias funciones finacieras, también acoge en su interior el Museo Numismático e Histórico, al cual se accede por la rue du Bois Savage. Allí, los apasionados de la numismática encontrarán documentada la historia de las monedas de cualquier momento histórico y de diferentes lugares del globo.

Una de las calles más bellas de la ciudad

Pero si esos son los monumentos más grandiosos que se encuentra el visitante en la rue de la Montagne, el gran encanto de esta vía es la sucesión de palacios de diversos estilos que se observan, desde edificios barrocos y rococós hasta otros posteriores del siglo XIX. Son edificios de diversas épocas que muestran como evolucionó la arquitectura, e incluso no están todos los que hubo, ya que en esta calle se levantaba también la pequeña Capilla de Santa Ana, que durante unas obras de remodelación de la calle, fue desmontada y trasladada junto a la vecina Capilla de la Magdalena a un centenar de metros de su emplazamiento original.

Todo eso en la zona más próxima al centro, mientras que conforme la calle prosigue hacia el noreste va ganando anchura y también la arquitectura que la rodea va cambiando de formas. Así tras pasar el edificio del Banco Nacional, cuando la rue de la Montagne ya se ha convertido en el boulevard de Berlaimont nos encontramos con la Plaza del Congreso y los edificios de la Cité Administrative. De este modo la vía llega hasta las vías de circunvalación del centro donde se halla el Jardín Botánico.

En definitiva, por su aspecto, por sus monumentos, por las numerosas tiendas que se encuentran en su recorrido y por los restaurantes y tabernas que abren sus puertas en esta calle ofreciendo los productos más típicos de la comida y bebida belga, merece la pena pasar un buen rato por la tarde caminando por ella.

Dirección: Rue de la Montagne, Bruselas

Autobús:

Metro:

  • Gare Centrale: 1, 5

photo credit: Yabby via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad