Síguenos en las redes sociales

Lieja

Lieja es la gran ciudad belga situada en su zona oriental, ya muy cerca de la frontera con Alemania. La distancia por carretera o por vía ferroviaria que hay que salvar para llegar hasta ella desde Bruselas es de unos 100 kilómetros, lo que es lo mismo poco más de una hora, por lo que si la estancia en la capital belga es prolongada, bien merece la pena reservar una jornada para viajar hasta esta urbe histórica.

Ciudad de peregrinaje

La historia en Lieja se basa en el continuo llegar de peregrinos. Lo cierto es que la ciudad desde los inicios de la Edad Media comenzó a atraer a numerosos monjes, algo que con el tiempo provocó el paulatino crecimiento de la urbe y la llegada a ella de comerciantes y de artesanos, hasta que Lieja cobró una gran importancia y poseyó su propia catedral.

De hecho dentro de su bellísimo casco histórico, considerado un verdadero museo al aire libre originado hace unos 1.200 años, uno de los edificios más prominentes es la Catedral de Saint Paul, construida en estilo gótico.

También muy vinculado con el carácter episcopal de Lieja está el Palacio de los Príncipes–Obispos. Un gran palacio construido en el siglo XVI, que en la actualidad es el resultado de varias centurias de historia en la que esa enorme mansión ha ido añadiendo elementos de diferentes épocas, hasta convertirse en el monumento más valorado de la ciudad.

Y como complemento para terminar de valorar la importancia que tuvo en el pasado el peso religioso de la ciudad, lo mejor es visitar el Museo de Arte Religioso de Arte Mosano. Cuyo nombre hace mención al río Meuse que articula todo el casco histórico de la urbe, y en cuyas riberas los turistas pueden dar atractivos paseos entre la visitas a los distintos monumentos de Lieja.

Una ciudad moderna

Otro de los lugares de interés, el viajero lo descubre de forma casi inmediata si llega a la ciudad por tren y desciende en los andenes de la estación del TGV, ya que se trata de un edificio de formas contemporáneas diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava.

Y es que pese a su largo pasado, hoy en día Lieja es una urbe muy activa y dinámica. Para contemplar ese conjunto que funde el pasado y lo moderno, el mejor lugar es acercarse hasta las Escaleras de la Colina de Bueren, el sitio ideal para apreciar el conjunto de la ciudad rodeados por un entorno natural esplendoroso.

Dirección: Lieja, Bélgica

Tren:

  • La mejor forma de llegar a Lieja desde Bruselas es en tren. Estos parten con bastante frecuencia y tardan aproximadamente 1 hora y 20 minutos en completar el trayecto.

photo credit: * * * via photopin (license)

Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad