Síguenos en las redes sociales

Grutas de las Mil y Una Noches

La pequeña localidad de Hotton, que cuenta con poco más de 5.000 habitantes, se sitúa al este del territorio belga, ya relativamente cerca de la frontera con Luxemburgo. Se trata de una población que dista unos 100 kilómetros de la capital del país. Y el principal motivo para acercarse hasta aquí durante un viaje a Bélgica es descubrir un fantástico lugar de carácter natural: sus grutas llamadas de las Mil y Una Noches.

Estas cuevas están a tan apenas un kilómetro de la población, y llegar hasta ellas es sumamente fácil ya que se encuentran perfectamente señalizadas, al ser un destino turístico de primer orden, famoso para casi todos los belgas.

Las entrañas de la Tierra

Las grutas fueron descubiertas en el año 1958, y entonces ya maravillaron por sus formas naturales de estalactitas y estalagmitas de diferentes formas y tamaños. Sin embargo, cuando se les ha dotado de una cuidada iluminación que realza ese paraje subterráneo, es cuando se han convertido en un lugar mágico, donde el turista parece adentrarse en un bosque de piedra.

Para llegar hasta aquí es ideal hacerlo en coche, bien en vehículo particular o en uno alquilado. Si bien, por medio de autobús no es difícil llegar hasta aquí desde Bruselas. Si bien la gran ventaja de hacerlo con la independencia que da un coche es que permite visitar estas grutas y otros lugares de interés del entorno.

Por ejemplo, muy cerca se hallan otras cuevas interesantes. Una cuevas que forman parte del la Reserva Natural des Roches Noirs. Son las llamadas Grutas de l’Abîme, cuyo interior creado durante milenios de erosión continua de las formaciones calcáreas, son de una apariencia fantasmagórica.

Por los alrededores

En general todo el entorno del paraje de las Grutas de las Mil y Una Noches es de gran belleza. Y se puede hacer por allí un amplio itinerario turístico por el valle del río Ourthe. De esta manera se descubre el castillo de Monceau del siglo XVII en la localidad de Tilff, contemporáneo del castillo de Brialont ubicado en la orilla opuesta del río.

Por cierto, en ese castillo de Brialont abre sus puertas el musée de l’Abeille, es decir, el museo de la abeja, dedicado al mundo de estos insectos y de la apicultura, una tradición muy importante en la zona.

Y como parece que esta excursión por el valle del río Ourthe está dominada por los parajes y temas naturales, es interesante acercarse hasta la población de Comblain au Pont, una pintoresca localidad en la que lo que más llama la atención son las llamadas Les Tartines, una curiosas rocas calcáreas de formas caprichosas.

Dirección: Hotton, Bélgica

Horario:

  • Abril a octubre:
    • Lunes a domingo: 10:00 a 17:00 (hasta las 18:00 en julio y agosto)
  • Noviembre a marzo:
    • Fines de semana: 12:30, 14:00 y 15:30

Precio:

  • Entrada general: 9,50€
  • Menores de 12 años: 6,50€

Coche:

  • Recomendamos utilizar el coche para poder visitar las atracciones ubicadas en su entorno.

Tren:

  • Desde Bruselas parten trenes diariamente con destino a Hotton que tardan unas 2 horas en completar el trayecto.

Página web oficial de las Cuevas de Hotton

photo credit: Caves of Hotton via photopin (license)

Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad