Síguenos en las redes sociales

Palacio de las Bellas Artes

Este palacio se encuentra en uno de los lados cortos de la Place des Palais. En la zona más señorial de Bruselas, teniendo en enfrente los jardines de la plaza y la fachada del Palacio de la Academia, cuya arquitectura decimonónica de carácter neoclásico sirve para alojar la Real Academia Belga de las Ciencias, la Artes y las Letras.

Pero no es el único edificio con semejante enjundia que rodea el Palacio de las Bellas Artes. Junto a él se encuentra el Museo de Arte Moderno y a sus espaldas está la Biblioteca de la Albertina. Es decir, está en una zona donde se respira arte e historia de la más importante de la ciudad y del país. Por ello su uso no podía ser otro que de carácter cultural.

Un dinámico centro cultural

Aquí se programan de forma continua exposiciones temporales de lo más variado, así como son habituales las conferencias y los conciertos. De hecho, en su interior hay una sala ideal para escuchar música de cámara, y también hay un auditorio de más capacidad donde la música que se programa es sinfónica.

Además de eso, una parte del Palacio de Bellas Artes en la actualidad se ha reconvertido en Museo Real del Cine, siendo la sede de la Cinemateca de Bélgica. Es decir, es un buen lugar para conocer el presente del cine del país, pero también su pasado, ya que es habitual que allí se proyecten documentales y películas de cine mudo desconocidas para el gran público.

En cuanto al edificio propiamente dicho del Palacio de Bellas Artes, es un buen ejemplo de la arquitectura belga de estilo art nouveau. Su edificación tuvo lugar entre 1923 y 1928 siguiendo los planos y el proyecto de gran arquitecto belga del momento, Victor Horta. Ya solo para conocer la obra de este gran creador de la apariencia moderna de la ciudad, ya merecería la pena acercarse hasta aquí.

Las vistas de la ciudad

Pero todavía hay un motivo interesante para visitarlo. Y ése es contemplar la panorámica urbana que ofrece desde uno de los puntos más elevados del Mont des Arts bruselense. Desde aquí se puede apreciar la majestuosidad de esta zona de la ciudad, quedando a los pies del visitante el Palacio Real a un lado y al otro el Palacio de la Nación, y entre ambos el esplendor del Parc de Bruxelles, proyectado en el siglo XVIII, en lo que antaño fuera un coto de caza de los duques de Brabante. Una época en la que la ciudad de Bruselas era mucho más pequeña, y este lugar se encontraba prácticamente a las afueras. Sin embargo ahora, está plenamente integrado en el casco histórico de la capital belga.

Dirección: Rue Ravenstein 23, Bruselas

Horario:

  • Martes a domingo: 10:00 y a las 18:00

Los jueves el horario se amplia hasta las 21:00

Autobús:

  • Lineas con parada en las proximidades del Palacio de las Bellas Artes: 27, 38, 71, 95, N04, N05, N11

Metro:

  • Parc: 1, 5
  • Gare Centrale: 1, 5

Tranvía:

  • Royale: 92, 93
  • Palais: 92, 93

Página web oficial del Palacio de las Bellas Artes de Bruselas

photo credit: P1140387 via photopin (license)

Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad