Síguenos en las redes sociales

Museo del Cacao y del Chocolate

Si hay tres emblemas de las tradiciones históricas, económicas, artesanales y gastronómicas de Bélgica estos son la confección de productos textiles, la elaboración de cerveza y la fabricación de chocolates. Y los tres están representados en los museos que abren sus puertas en el mismo corazón del país y de la propia ciudad de Bruselas, su Grand Place.

En concreto, el Museo del Cacao y del Chocolate se ubica en el lado norte de esa plaza, en el número 13, y sobre los horarios y precios de visita informan puntualmente en la oficina de turismo de la propia plaza. Es importante acudir a ella, porque allí puede informar sobre los horarios de las visitas guiadas en distintos idiomas, entre ellos en castellano.

Un museo muy dulce

El Museo del Cacao y del Chocolate no solo se dedica a mostrar las características del excelente chocolate belga. El recorrido por el museo plantea todo el periplo histórico de estos productos, comenzando por sus propios orígenes en tierras americanas, donde los mayas lo tomaba en forma de bebida con especias.

De este modo se hace un repaso a cómo llegó a tierras europeas, donde se convirtió pronto en un manjar para los más acaudalados, hasta que finalmente se fue democratizando y consumido como en nuestros días por toda la población.

Toda la visita al museo está jalonada por degustaciones, lo que convierte el recorrido en el paraíso de los golosos. Los cuales disponen a la salida de una tienda donde abastecerse con provisiones para el resto de su estancia en la ciudad.

¿Cómo se hace el chocolate artesanal?

Una de las partes de la visita más singulares es el tiempo que dura la demostración de cómo se hace el chocolate artesanalmente en Bélgica. Lo cual se convierte en un deleite para el olfato y el gusto.

También hay un apartado dedicado al cultivo del cacao. Así como se pueden ver objetos relacionados con su fabricación y consumo, especialmente las tazas históricas en las que se bebía el chocolate líquido.

A partir de ahí se pueden ver innumerables curiosidades relacionadas con este producto. Por ejemplo, se ven esculturas íntegramente hechas en chocolate, e incluso vestidos. En definitiva, el Museo del Cacao y del Chocolate es toda una provocación para el paladar, y es raro aquel que no compra en la tienda del museo. Y quién no lo hace, se arrepiente y tarde o temprano entrara a alguna de las muchas chocolaterías artesanales del centro de la ciudad para adquirir este producto que en Bélgica adquiere la categoría de único.

Dirección: Rue de la Tête d’or 9-11, Bruselas

Horario:

  • Martes a domingo: 10:00 a 16:30

Precio:

  • Entrada general: 5,50€
  • Estudiantes y jubilados: 4,50€
  • Menores de 6 años: Gratis

Autobús:

  • Lineas con parada en las proximidades del Museo del Cacao y del Chocolate: 29, 38, 48, 63, 65, 66, 71, 95, 127, 128, N04, N05, N06, N08, N09, N10, N11, N12, N16, N18

Metro:

  • De Brouckere: 1, 5
  • Gare Centrale: 1, 5

Tranvía:

  • Bourse: 3, 4, 31, 32

Página web oficial del Museo del Cacao y del Chocolate

photo credit: ayustety via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad