Síguenos en las redes sociales

Fuerte de Belvedere

Un agradable paseo desde la Plaza de la Signoria, atravesando el Puente Vecchio para llegar hasta el Palacio Pitti acerca a los visitantes al Fuerte de Belvedere. Antes de llegar a la descomunal fachada del Palacio Pitti se gira a la izquierda y se siguen las precisas indicaciones urbanas para llegar hasta monumento amurallado, único en la zona antigua de Florencia.

Otro camino interesante para llegar hasta el Fuerte de Belvedero o para regresar tras la visita, es tomar desde la plaza de la iglesia de Santa Felicitá, junto al Puente Vecchio,  la Costa di San Giorgio por la parte de detrás de la iglesia. Un camino más empinado pero que lleva recto hasta la fortaleza, con el atractivo de pasar ante la casa donde vivió Galileo Galilei.

Se trata de una fortaleza también conocida como Fuerte de San Jorge y que, como no podía ser de otro modo, fue mandada construir por un miembro de la todopoderosa familia de los Medicis. En este caso, Fernando I quién se la encargó al arquitecto Buontalenti a finales del siglo XVI. El resultado fue una fortaleza situada al sur de la ciudad, con excelentes vistas sobre el cercano río Arno y rodeada de naturaleza, como todavía se mantiene en la actualidad. El fuerte en sí mismo queda protegido por un potente amurallamiento en forma de estrella. Para acceder hasta ese punto elevado y disfrutar de la panorámica sobre la ciudad hay que atravesar un atractivo zaguán.

El Palacete de Belvedere

En el centro de esa explanada se encuentra el edificio del palacete. Una construcción que no es de enormes dimensiones, pero que es un punto muy interesante para los amantes del arte, ya que en la actualidad se ha convertido en una activa sala de exposiciones y de vanguardistas manifestaciones artísticas. Por lo cual, el Fuerte de Belvedere es un lugar muy apropiado para ser visitado a últimas horas de la tarde, para disfrutar de sus propuestas culturales y del frescor del entorno, bien diferente al calor sofocante que durante los meses de verano irradian las calles del centro. Además desde el mismo Fuerte de Belvedere también se pueden visitar los fastuosos Jardines de Boboli, que se sitúan en la parte trasera del Palacio Pitti. Ya que en uno de los bastiones que forman las puntas de las murallas estrelladas abre un paso a esos impresionantes jardines, donde las esculturas, las fuentes y la densa vegetación se dan la mano desde hace siglos.

Dirección: Via di San Leonardo, 1, Florencia

Autobús:

  • Las siguientes lineas tienen parada en las inmediaciones del Fuerte de Belvedere: 11, 23, 36, C3, D

photo credit: Hyougushi via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad