Síguenos en las redes sociales

Casa Buonarroti

Esta casa lleva como nombre el apellido de uno de los artistas más famosos y prestigiosos del arte florentino, italiano y mundial: Miguel Ángel. Y es así, porque Miguel Ángel adquirió el terreno donde se levanta la casa en el año 1508, y décadas después hizo construir el inmueble que se visita en la actualidad. De hecho, la propia casa es una obra suya, ya que se edificó siguiendo sus planos e indicaciones. No hay que olvidar que Miguel Ángel Buonarroti fue un artista total que destacó en diferentes disciplinas, especialmente en las artes mayores: arquitectura, escultura y pintura.

A su muerte, legó la propiedad, tanto la vivienda como las obras de arte que conservaba en su interior, a un sobrino suyo que ya residía allí desde hacia tiempo. Y el heredero, a su vez, la dejó en testamento a su propio hijo, que por cierto también se llamaba Miguel Ángel.

Obras de juventud de Miguel Ángel

Tal vez fuera por llevar el mismo nombre que su tío abuelo, pero el caso es que era un gran aficionado al arte y al coleccionismo, de manera que fue adquiriendo otras obras y decidió convertir una parte de la casa en una galería de arte. Desde entonces así se ha mantenido, y hoy en día en sus salas se pueden ver varias obras del gran genio florentino, entre ellas la que está considerada como su primera obra escultórica conocida, un bajorrelieve en mármol de la Madonna de la Escalera (1492).

También se puede ver un Cristo Crucificado que realizó tomando como modelo a un adolescente. Este Cristo como la Madonna son obras de juventud, como el resto que se pueden ver en Casa Buonarroti, y en ellas ya se aprecia su talento y algunas de sus constantes de estilo que perduraron durante toda su vida, como por ejemplo que ya desde joven no dudaba en dejar algunas obras inacabadas.

Homenaje al gran artista

Y además de las obras de Miguel Ángel, la colección de la Casa Buonarroti muestra diversos retratos hechos de ese artista, así como frescos en sus paredes pintados en su honor durante el siglo XVII por los principales artistas florentinos de aquel momento, y que llevan por título Gloria de Miguel Ángel.

Este monumento florentino, pese a su protagonista no es de los más visitados en Florencia, pero bien merece conocerse para descubrir un Miguel Ángel más personal y menos famoso. Para ello hay que acudir al barrio de la iglesia de Santa Croce,  y llegar hasta la via Ghibelina, numero 70.

Dirección: Via Ghibellina, 70, Florencia

Horario:

  • Miércoles a lunes: 10:00 a 17:00

Precio:

  • Entrada general: 6,50€
  • Entrada reducida: 4,50€

Autobús:

  • Las siguientes lineas tienen parada en las inmediaciones de la Casa Buonarroti: 23, C1, C2, C3

Página web oficial de la Casa Buonarroti 

Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad