Síguenos en las redes sociales

Santa Maria Novella

Se trata de una de las grandes iglesias de Florencia, y una joya del arte gótico de la ciudad. Está situada en la plaza del mismo nombre que el templo, y es tal el cariño que le tienen los florentinos, que incluso la estación de ferrocarril lleva por nombre el de la iglesia, de la cual se encuentra muy próxima.

Una de las cosas más curiosas de Santa Maria Novella es que para acceder a su interior, hay que hacerlo por una puerta lateral, atravesando el antiguo cementerio de la parroquia. Una vez que se ha entrado al interior del templo, los visitantes sienten en su plenitud la atmósfera majestuosa y tranquila de este recinto religioso.

El contraste entre el gótico y renacimiento

Pero si la construcción ya emana un poso monumental de enorme calado, la decoración alcanza las más altas cotas artísticas que se pueden hallar en el ingente patrimonio florentino. Porque aquí se contemplan obras de tres de los más grandes artistas que tuvo la ciudad, y admirando sus creaciones se puede ver la evolución del arte que se llevó a cabo aquí desde el siglo XIV hasta el XVI.

El Crucifijo de Giotto

Por orden de antigüedad, la primera que se descubre es el Crucifijo de Giotto realizado en torno al año 1300. Su presencia está sumamente destacada en el espacio y no puede ser de un mayor dramatismo. Ya que nos lo encontramos colgado en mitad de la nave, y con su apariencia medieval irradia a toda la Iglesia de Santa Maria Novella esa atmósfera de fervor religioso.

La Trinidad de Masaccio

La segunda de las obras maestras de la Iglesia de Santa Maria Novella es el fresco realizado por el pintor Masaccio aproximadamente hacia el año 1425. Se trata de la Trinidad, y que más allá de su mensaje religioso, es una obra cumbre en el camino del arte del Gótico a las formas renacentistas, ya que aquí se pueden observar los innovadores estudios sobre la perspectiva pictórica que se estaban realizando en esos años.

La Natividad de Botticelli

Y la última gran obra de Santa Maria Novella está sobre su puerta principal y se trata de La Natividad de Botticelli, que como siempre se nos muestra como un artista pleno de encanto. Y aún siendo estas tres obras las más destacadas, todavía posee más la iglesia. Empezando por las hermosas vidrieras que permiten el paso de la luz, o los frescos de Filippino Lippi en la capilla Strozzi o las pinturas con la vida de María realizadas por Ghirlandaio.

Dirección: Piazza di Santa Maria Novella, 18, Florencia

Horario:

  • Lunes a jueves: 9:00 a 17:30
  • Viernes: 11:00 a 17:30
  • Sábado: 9:00 a 17:00
  • Domingo: 12:00 a 17:00 (los domingos de octubre a junio abre a las 13:00)

Precio:

  • Entrada general: 5€
  • Mayores de 65 años: 3,50€
  • Menores de 5 años: Gratis

Autobús:

  • Las siguientes lineas tienen parada en las inmediaciones de Santa Maria Novella: 4, 6, 11, 12, 17, 22, 23, 36, 57, C1, C2, D

Página web oficial de Santa Maria Novella

photo credit: Shaun Merritt cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad