Síguenos en las redes sociales

Pisa

Por carretera o en tren. Muchos son los turistas que una vez en Florencia deciden salvar los aproximadamente 120 kilómetros que separan ambas ciudades, y llegar hasta Pisa atraídos por su monumento más emblemático: su famosa Torre inclinada.

El Campo de los Milagros

En realidad, esta torre forma parte del conjunto catedralicio, y al igual que el Campanile de Giotto en Florencia, éste sería el campanario del Duomo, que también como en Florencia sitúa de forma independiente el Baptisterio.

Esta zona de Pisa es de una enorme belleza, de hecho se llama el Campo de los Milagros. Y a su belleza contribuye la elegancia de esas edificaciones románicas en piedra blanca que contrastan enormemente con el verde del césped que las rodea. Es un reclamo turístico mundialmente conocido, y tremendamente visitado, por lo que aquí para entrar a cualquiera de los tres edificios, las largas esperas en fila son inevitables, e incluso para la Torre se hace imprescindible practicar una reserva con antelación si se sabe la fecha del viaje con previsión.

Todo el mundo ha visto la torre inclinada en fotografías o en documentales. Pero quién llega por primera vez a Pisa no deja de impresionarse por el equilibrio inestable en el que se mantiene en pie, algo que aunque se acrecienta con el tiempo, ya se produjo desde su propia construcción.

Pero además de fotografiarse simulando que se aguanta el peso de la torre, la visita a Pisa tiene que pasar obligatoriamente por entrar a su catedral y al baptisterio. En ambas se encuentran dos obras cumbres de la escultura gótica italiana, se trata de sus dos púlpitos realizados por la saga de escultores apellidados Pisano, concretamente Nicolá y Giovanni Pisano.

¿Que otras opciones ofrece Pisa?

Aún así, la visita a Pisa todavía tiene más atractivos. Uno es recorrer el Borgo Stretto, su barrio más antiguo. De orígenes medievales, en sus callejas y plazas como la dei Cavalieri se suceden los restaurantes, los bares, las tiendas de recuerdos, los hospedajes, y también los palacios del Medievo que se conservan en la ciudad. Y así, caminando se llega hasta la plaza delle Vettovaglie, un buen lugar para comprar productos frescos de la Toscana en su tradicional mercado diario.

Otra opción es visitar el Museo Nacional de San Mateo, en la plaza del mismo nombre, un viejo convento benedictino del siglo XIII que hoy alberga una impresionante galería de escultura con obras de todos los Pisano (Nicolá y Giovanni por un lado, y Andrea y Nino por otro), así como obras de Donatello o della Robbia.

Y quién busque huir de las multitudes del turismo y descansar la vista de tanto arte, tan solo tiene que acercarse hasta el Jardín Botánico, el Orto Botánico, ubicado desde el siglo XVI en vía Luca Ghini para mostrar infinidad de plantas medicinales de uso farmacéutico.

Dirección: Pisa, Italia

Autobús:

  • Hay autobuses regulares que conectan Florencia con Pisa en poco más de una hora. Parten desde la estación de autobuses ubicada junto a la estación de Santa Maria Novella

Tren:

  • Cada 30 minutos sale un tren desde la estación de Santa Maria Novella de Florencia con destino Pisa. Tarda algo más de una hora en completar el trayecto.

photo credit: Gaspa via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad