Síguenos en las redes sociales

Iglesia de Orsanmichele

La Iglesia de Orsanmichele esta situada en la calle peatonal más turística de Florencia, la via dei Calzauoli, que une el Duomo con la plaza de la Signoria, resume en sí misma gran parte de la historia del arte renacentista que se produjo en la ciudad.

De capilla a iglesia

En realidad, este templo tuvo un origen mucho menos religioso, ya que en sus comienzos allá por el siglo VIII, era un simple oratorio dedicado a San Miguel Arcángel o del Huerto (de ahí, su denominación que es una evolución de Orto di San Michele). Por aquel entonces se trataba de una pequeña capilla integrada dentro de lonja que servía como mercado municipal de trigo.

Con el paso del tiempo se construyó el Mercado Nuevo, que precisamente aún se mantiene enfrente de la Iglesia de Orsanmichele, al otro lado de la propia via dei Calzauoli. Mientras que aquella capilla fue adquiriendo más volumen arquitectónico, gracias al proyecto de Arnolfo di Cambio en 1290, el cual por aquel entonces era el mismo arquitecto de la cercana Catedral de San María de las Flores.

De esta forma aquel oratorio se transformó en una iglesia de gran devoción para los ciudadanos florentinos y en cuya decoración iban a participar en los siglos siguientes los artistas más célebres de la urbe.

Repertorio escultórico de Orsanmichele

Ante ella pasan miles de turistas cualquier día del año, y la gran ventaja de este templo es que no se hace necesario guardar colas ni es necesario entrar al interior del templo para contemplar sus grandes obras de arte, ya que la mayoría de ellas son esculturas que decoran sus cuatro fachadas, que dan a otras tantas calles, la via dei Calzauoli ya citada, y las vías de Orsanmichele, la via dell’Arte dellla Lana y via dei Lamberti.

De este modo recorriendo sus cuatro lados se contemplan esculturas de Lorenzo Ghiberti, del gran Donatello, de Andrea Verrocchio, de Michelozzo o de Giambologna, a lo que se suman los bellos medallones cerámicos que realizó Luca della Robbia. Pero no acaba aquí el repertorio escultórico de las fachadas, porque también se pueden admirar las obras otros artistas menores, menores en Florencia, ya que en cualquier otro lugar del mundo estarían considerados como grandes maestros del arte.

Pero quién desee entrar a las naves de la Iglesia de Orsanmichele, también puede hacerlo. Y si en el exterior descubre la escultura renacentista, en el interior también se pueden admirar tablas y frescos pictóricos originados desde tiempos del Gótico hasta el Renacimiento del siglo XVI.

Dirección: Piazza di San Lorenzo, 9, Florencia

Horario:

  • Lunes a domingo: 10:00 a 17:00

Precio:

  • Gratis

Autobús:

  • Las siguientes lineas tienen parada en las inmediaciones de la Iglesia de Orsanmichele: 6, 11, C1, C2, C3, D

photo credit: archer10 (Dennis) via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad