Síguenos en las redes sociales

Foro Romano

El Foro Romano era la zona de Roma alrededor de la cual creció la ciudad, pues era el lugar donde se desarrollaba la mayor parte de la vida de los ciudadanos romanos, al ser un sitio donde podían comerciar, entretenerse e incluso adorar a los dioses. En el también se encontraban los centros políticos y de justicia de la ciudad.

En el siglo X a.C el Foro Romano era una zona pantanosa que era utilizada para enterrar a los lugareños. Poco a poco la zona se hizo más transitada pues se encontraba en el cruce varias calles importantes, calles como la Via Sacra, el Vicus lugarius o el Clivus Capitolino. Así, en dicho cruce, surgió una zona comercial que poco a poco fue creciendo hasta convertirse en uno de los lugares más importantes de la ciudad.

¿Qué ver en el Foro Romano?

Actualmente en la zona solo quedan ruinas, pero son suficientes para darse cuenta de la antigua grandeza de Roma. Veamos ahora que podrá ver, cuando se adentre en la ruinas del Foro Romano:

  • Arco de Tito: Arco construido en el año 81 para conmemorar la victoria del emperador Tito Flavio Sabino Vespasiano sobre los insurgentes de Jerusalén.
  • Via Sacra: Es la calle principal del Foro Romano, en ella se encuentran algunas ruinas que no debería perderse:
    • Basílica de Majenzio: Al entrar por el Arco de Tito y tomar al Via Sacra es lo primero que encontramos a la derecha. Fue construida a principios del siglo IV y fue uno de los edificios más importantes del Foro Romano pues era donde se encontraba el departamento de justicia.
    • Templo de Rómulo: Templo construido en el siglo IV en honor a Valerio Romulo que esta situado junto a la Basílica de Majencio.
    • Templo de Antonino y Faustina: Templo construido en el siglo II por el emperador romano Antonino Pío. Es uno de los edificios mejor conservados de todo el Foro Romano.
    • Basílica Emilia: La última edificación que encontramos antes de llegar a la Plaza del Foro son las ruinas de esta basílica que fue construida en el siglo II a.C.
    • Templo de Julio Cesar: Este templo del siglo I a.C. fue el lugar donde el emperador Julio Cesar fue incinerado. Si accedemos a la Via Sacra por el Arco de Tito, se encuentra a mano izquierda.
  • Plaza del Foro: Es la plaza principal del Foro Romano que se encuentra ubicada a pocos pasos de la Plaza del Campidoglio:
    • Columna de Focas: Esta columna de 13 metros de altura fue construida en el año 608 gracias al emperador Flavio Nicéforo Focas Augusto. Es el último monumento que se construyó en el Foro Romano.
    • Rostra: Antigua plataforma utilizada por algunos emperadores como Marco Antonio para dirigirse al pueblo romano.
    • Arco de Septimio Severo: Arco del triunfo de 23 metros de altura que fue construido en el año 203 para conmemorar la victoria del emperador Septimio Severo sobre los partos.
  • Curia: El lugar donde se hallaba el senado, fue construido en el siglo I a.C y reconstruido posteriormente por el emperador Diocleciano a finales del siglo III.
  • Lapis Niger: Situado justo enfrente de la Curia, el Lapis Níger es una losa de mármol negro que supuestamente marca el lugar donde fue enterrado Rómulo.
  • Templo de Cástor y Pólux: Junto a la Vicus Tuscus se encuentra este templo del siglo V a.C que estaba dedicado a los dioscuros Cástor y Pólux.
  • Templo de Saturno: Templo construido a principios del siglo V a.C. que se encuentra situado a pocos pasos del Arco de Septimio Severo. Todavía se pueden ver las ocho columnas de este gran templo que también era el lugar donde se conservaba el Tesoro del Estado.
  • Templo de Vesta: Templo ubicado al sur de la Via Sacra que fue consagrado a la diosa Vesta. Los restos que se conservan pertenecen a una reconstrucción llevada a cabo a finales del siglo II por Julia Domna. Por cierto, el templo albergaba el fuego sagrado que siempre permanecía encendido y que era custodiado por las vírgenes vestales.
  • Casa de las Vestales: Junto al templo de Vesta se encuentran los restos del que fuera el gran palacio donde vivían las vírgenes vestales. Todavía se pueden ver algunas estatuas que decoraban este palacio que fue destruido por un incendio en el año 64.

Como podéis ver, el Foro Romano es uno de los lugares que más ruinas romanas conserva lo que lo convierte en una visita obligada y que nadie debería perderse.

Por cierto, si visitáis el Foro Romano en verano es conveniente evitar las horas centrales del día pues apenas hay sombra, en este caso lo mejor es visitarlo a primera hora del día.

Dirección: Via della Salaria Vecchia, 5/6, Roma

Horario:

  • Del último domingo de octubre al 15 de febrero:
    • Lunes a domingo: 8:30 a 16:30
  • Del 16 de febrero al 15 de marzo:
    • Lunes a domingo: 8:30 a 17:00
  • Del 16 de marzo al último sábado de marzo:
    • Lunes a domingo: 8:30 a 17:30
  • Del último domingo de marzo al 31 de agosto:
    • Lunes a domingo: 8:30 a 19:15
  • Del 1 de septiembre al 30 de septiembre:
    • Lunes a domingo: 8:30 a 19:00
  • Del 1 de octubre al último sábado de octubre:
    • Lunes a domingo: 8:30 a 18:30

Precio:

  • Entrada general: 12€
  • Ciudadanos de la Unión Europea menores de 25 años: 7,50€
  • Menores de 18 años y ciudadanos de la Unión Europea mayores de 65 años: Gratis

Los precios incluyen la entrada al Coliseo y al Palatino

Autobús:

  • Fori Imperiali: 53, 85, 87, 175, 186, 271, 571, 810
  • Cavour – Ricci: 75, 117, N2

Metro:

  • Colosseo: MEB, MEB1
  • Tranvía:
  • Venezia: 8
  • Piazza Del Colosseo: 3, 8

photo credit: rmlowe via photopin cc
Escrito por Guia Viajero

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad