Síguenos en las redes sociales

Palacio de Versalles

Declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad el Palacio de Versalles es una bellísima obra del arte francés del siglo XVII. Suntuoso, recargado, símbolo del absolutismo real de la época de Louis XIV, el Rey Sol.

Un poco de historia

Comenzó siendo el modesto palacio de caza de Louis XIII; pero Louis XIV escoge el emplazamiento para construir el espléndido palacio que conocemos hoy, encarnación del arte clásico francés. En 1670 hace acondicionar los grandes aposentos del Rey y del Reina y la Galería de los Espejos, el espacio más espectacular del Palacio de Versalles. En el siglo siguiente bajo el reinado de Louis XV se construyen la capilla y la Ópera.

Sin duda, otros de los personajes más famosos de Versalles fueron María Antonieta, princesa austríaca casada con Louis XVI, que se hizo famosa por entretener a la corte y por resistirse a los ceremoniales que su situación le imponía. Fue perdiendo el apoyo del pueblo hasta su trágico final durante la Revolución Francesa.

En el siglo XIX, a instancias de Louis Felipe se convierte en Museo de la Historia de Francia.

El Palacio de Versalles

Al Palacio de Versalles se accede a través de una verja con el escudo real que da al gran Patio Real presidido por una estatua de Louis XIV.

El ala norte la ocupan la capilla, la Ópera y las galerías de retrato.

Las dependencias principales se encuentran en la primera planta. Los aposentos del Rey y la reina se sitúan alrededor del Patio de Mármol, totalmente embaldosado en este material y decorado con bustos y urnas. Se puede visitar los aposentos donde muriera Louis XIV.

La sala del trono o Salón de Apollon, fue diseñado por Le Brun, sobre su chimenea cuelga un famoso retrato del rey obra de Hyacinthe Rigaud.

Las dependencias oficiales que daban al jardín estaban decoradas con mármol de colores, tapices y muebles dorados.

La galería de los Espejos

O Gran Galería como se la conocía en el siglo XVII era lugar de paso y de encuentros y donde se congregaba el público y los visitantes de palacio.

Es asombrosa, sus 73 m de largo, cubiertos por una bóveda pintada por Le Brun ilustrando la gloriosa historia de Louis XIV; y con sus paredes cubiertas de 357 espejos que adornan las arcadas situadas frente a las ventanas. Las pilastras de mármol están rematadas con capiteles de bronce dorado y el conjunto se completa con aún más espectaculares arañas de cristal.

Aquí se firmó el 28 de junio de 1919 el Tratado de Versalles que ponía fin a la Primera Guerra Mundial.

Los jardines del Palacio de Versalles

Tan importante como el palacio eran los jardines, encargados a André Le Nôtre, jefe de los jardineros del Rey. Presididos por un parterre de agua, se suceden avenidas principales y calles secundarias, delimitados por estatuas y setos perfectamente recortados y donde es de gran importancia el juego de luces y sombras entre los bosquetes más oscuros o los parterres más iluminados.

Le Nôtre construye un gran canal que crea una perspectiva luminosa desde el palacio y que fue escenario de fiestas náuticas y de embarcaciones que navegaban en él.

Uno de los puntos más visitados de los jardines es el Estanque de Apolo con una escultura de bronce en el centro que representa a Apolo saliendo del agua.

El Estanque de los Suizos se hizo construir para sanear una zona pantanosa conocida como estanque fétido y que provocaba numerosas enfermedades entre los vecinos.

La construcción de los jardines, la plantación de sus árboles, el acondicionamiento de pantanos, las fuentes, esculturas, estanques y el canal, constituyeron una obra grandiosa que se prolongó durante diez años y que empleó a verdaderos ejércitos de obreros.

El Gran Trianón y el Pequeño Trianón

Construido por Jules Hardouin Mansart, este pequeño palacio de mármol rosa y Porfirio con deliciosos jardines desprende intimidad y dulzura, fue diseñado para el retiro de Louis XIV y su amante Madame de Maintenon

María Antonieta prefería el Pequeño Trianón, diseñado inicialmente para Madame de Pompadour, amante de Louis XV.

El conjunto de estos edificios se completa con el Hameau, una diminuta aldea donde la reina disfruta de la vida de campo rodeada de sus damas de compañía.

En el ala sur que albergaba las dependencias de los grandes nobles se encuentra ahora el Museo de Historia de Francia, y también es interesante la visita al Museo de Carrozas.

Juegos de agua

Durante el verano se realizan espectáculos de agua, música y luces en las fuentes y estanques de los jardines.

Recomendaciones

Si puedes no lo visites en invierno, hace mucho frío, muchas plantas están cubiertas para protegerlas y los jardines tan espectaculares pierden algo de su encanto.

Dirección: Place d’Armes, Versailles

Horario:

  • De abril a octubre:
  • Martes a domingo: 9:00 a 18:30
  • De noviembre a marzo
  • Martes a domingo: 9:00 a 17:30

Precio:

  • Entrada general: 15€
  • Entrada reducida: 13€
  • Menores de 18 años y ciudadanos de la Unión Europea menores de 26 años: Gratis
  • Paris Pass: Gratis
  • Paris Museum Pass: Gratis

Si planea visitar el Palacio de Versalles entre los meses de noviembre y marzo debe saber que el primer domingo de cada mes la visita es gratuita.

Autobús:

  • Desde la Torre Eiffel se puede coger el Versilles Express, salen dos al día uno a las 8:00 y otro a las 14:00. Para volver también hay dos a las 12:30 y a las 18:00

RER:

  • Versailles – Château – Rive-Gauche: RER C

Tren:

  • Desde las estaciones de Montparnasse o Saint Lazare parten trenes con destino Versalles.

Página web oficial del Palacio de Versalles

photo credit: Maguis & David via photopin cc
Escrito por Graciela Quevedo

Post navigation

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad