Síguenos en las redes sociales

Museo de Cluny

El Museo de Cluny, un paseo por la Edad Media con el marco de un edificio impresionante. Sus jardines góticos también constituyen una agradable prolongación de la visita.

Un poco de historia

Alexandre de Sommerard, maestro consejero de la Corte de condes, apasionado de la Edad Media, reunió una vasta colección de obras de esta época y se instaló en una parte del Hôtel Cluny.

Después de su muerte el estado adquirió el Hôtel Cluny y toda la colección.

El Hôtel Cluny fue mandado construir por Jacques d’Amboise, abad de la orden de Cluny, establecido en Borgoña y que controlaba numerosas abadías en Europa Occidental. El objetivo del edificio era poner de manifiesto la magnificencia de su dueño y por eso se utilizaron materiales costosos, un diseño muy elaborado y una decoración opulenta.

El Hôtel Cluny, joya de la arquitectura medieval civil es de estilo gótico resplandeciente con una rica decoración. Una capilla privada de gusto exquisito de erige en la parte posterior, caracterizada por una columna única y una densa red de nervaduras y por la presencia de estatuas no de los apóstoles sino de personalidades de la familia de Jacques d’Amboise, con lo que se destaca la actitud de exaltación de su familia.

Las termas galo-romanas contiguas al edificio se conservaron durante su construcción en parte por evitar el trabajo de su demolición y el traslado de los materiales, con lo que el Hôtel quedó integrado con las mismas. Constituían los baños públicos más grandes de la Villa de Lutèce.

Hoy se encuentran entre los vestigios más importantes y antiguos del norte de Europa, gracias a la preservación de una vasta sala abovedada, llamada el frigidarium.

Las colecciones del Museo de Cluny

El Museo de Cluny se destaca por su colección de tapices, de los cuáles el más conocido es La Dame à la Licorne, son cinco tapicerías que representan los cinco sentidos, la vista, el tacto, el gusto, el olfato y el oído; llenos de flores “millefleurs”, plagados de animales entre los que se encuentra el Unicornio, en una suerte de edén donde reina la paz y la tranquilidad.

Se conservan en él las esculturas de la Catedral de Notre Dame y los vitrales de la Sainte Chapelle.

También destacan las piezas de filigrana y orfebrería como la Rose d’Or de Bâle. Cuenta la historia que cada año, el cuarto domingo de Cuaresma, el Papa ofrecía una rosa de oro, a alguno de sus fieles al que quisiera distinguir por razones religiosas o políticas. La rosa sin espinas era el símbolo de la Pasión de Cristo y su Resurrección. Esta rosa, recibida por el conde de Neuchâtel del Papa Jean XXII en 1330, es la más antigua que se conserva.

Elementos en marfil, armas, relicarios, retablos, miles de elementos se suceden dando vida a la Edad Media.

Dirección: 6 Place Paul Painlevé, París

Horario:

  • Miércoles a lunes: 9:15 a 17:45

Precio:

  • Entrada general: 8€
  • Entrada reducida: 6€
  • Menores de 18 años y ciudadanos de la Unión Europea menores de 26 años: Gratis

Si la visita coincide con alguna exposición el precio se incrementa 50 céntimos.

El primer domingo de cada mes la visita es gratuita.

Metro:

  • Cluny – La Sorbonne: M10
  • Saint-Michel: M4
  • Odéon: M4, M10
  • Maubert – Mutualité: M10

Página web oficial del Museo de Cluny

photo credit: Pierre Bourru Junior via photopin cc
Escrito por Graciela Quevedo

Quizás te interese

Post navigation

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad