Síguenos en las redes sociales

San Miniato al Monte

La visita a la iglesia de San Miniato al Monte es una actividad diferente a la mayoría de reclamos turísticos de Florencia.

Una Panorámica de Florencia

Para comenzar con la propia ubicación del edificio, ya que se halla en una de las colinas que rodean la población en su zona sur y por lo tanto llegar hasta ella supone un agradable paseo entre vegetación y zonas ajardinadas. No obstante, quién sea un poco más perezoso, también se puede acercar hasta aquí por medio del autobús público, y descender en la parada de via Monte alle Croci.

De una manera u otra, el destino no defrauda, comenzando por las amplias vistas que se disfrutan de todo el casco urbano florentino, e incluso la vista alcanza hasta la cercana población de Fiesole. Y además, la visita al propio templo también supone otra diferencia con la mayoría de construcciones que se pueden ver en la ciudad, ya que mientras en el centro histórico predominan las obras del Renacimiento, en el caso de San Miniato al Monte nos hallamos ante una obra medieval.

Una iglesia románica

Concretamente, el edificio se construyó en el lejano año de 1013, por lo que se trata de una construcción de orígenes románicos. Pero no se trata de la arquitectura románica de piedra a la que estamos acostumbrados en otros lugares de Europa. Aquí, todo el templo aparece recubierto por elegantes formas geométricas en dos colores, en blanco y en verde. Y además en cuanto a la ornamentación religiosa que se encuentra en su exterior, se debe destacar la presencia de un espectacular mosaico realizado en el siglo XIII, en el que se observa la figura de Cristo rodeada por la Virgen y por San Miniato.

Y en lo referente al interior de la iglesia, su mayor maravilla es que ha variado muy poco su aspecto respecto a lo que se realizó en el siglo XI. Empezando por el propio suelo del templo, todo él hecho en mármol, en el que en el centro de la nave se ve una preciosa decoración que representa las constelaciones y los animales del zodiaco.

Pero evidentemente nos hallamos en Florencia, y por ello es casi imposible que en cualquier monumento de la ciudad no descubramos rastros del arte del Renacimiento. Y también aquí, donde la arquitectura medieval acoge dos grandes obras del siglo XV. En concreto, se trata de tabernáculo realizado por Michelozzo en la Capilla del Crucifijo, y de diversas piezas de terracota, que muestran la maestría cerámica del escultor Luca della Robbia.

Dirección: Via delle Porte Sante, 34, Florencia

Horario:

  • Lunes a domingo: 8:00 a 13:00 y de 15:30 a 19:00

En verano el horario se amplia hasta el atardecer

Precio:

  • Gratis

Autobús:

  • Las siguientes lineas tienen parada en las inmediaciones de San Miniato al Monte: 12, 13

Página web oficial de San Miniato al Monte

photo credit: chrispd1975 via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad