Síguenos en las redes sociales

Corredor Vasari

El Corredor Vasari es uno de los espacios más secretos y curiosos del patrimonio florentino. Se trata de un ancho pasillo cubierto que une la Galería de los Uffizi a un lado del río con el Palacio Pitti al otro, pasando por encima de los emblemáticos comercios de joyeros del Puente Vecchio y que incluso se adentra en la iglesia de Santa Felicitá.

Un corredor exclusivo

Semejante obra fue construida por el arquitecto, pintor y escritor Giorgio Vasari en tan sólo cinco meses. Y el objetivo es que pudiera ser un lugar de paso para el duque Cosme I sin que se viera obligado a juntarse en la calle con el pueblo llano, para que no le criticaran y para que tampoco pudiera ser objeto de atentados cuando se trasladaba desde su residencia hasta su trabajo. Y es que hay que pensar que durante la época de la Florencia medieval y renacentista, los atentados estaban a la orden del día.

Una galería de arte

Sin embargo, con el paso del tiempo, el Corredor Vasari se ha convertido en otro de los importantes museos florentinos. Ya que aquí, a lo largo de su kilómetro de trayecto, se exponen numerosas obras de arte que en realidad forman parte de la colección de la Galería de los Uffizi.

De hecho, para visitarlo es necesario reservar cita previa en la propia galería y formar parte de un grupo reducido. Que el corredor contenga obras de arte no es nuevo, ya que desde su apertura Cosme I colocó ahí parte de su colección de tesoros artísticos.

Sin embargo hoy en día no se exponen aquí las mismas obras que en sus orígenes, porque en la actualidad predominan los cuadros de los siglos XVII y XVIII, entre los que destacan especialmente las obras del pintor barroco Guido Reni.

Una galería con vistas

Pero los afortunados que reservan y adquieren su entrada para recorrer el Corredor Vasari no sólo disfrutan de estas extraordinarias obras de arte, también contemplan la ciudad desde un lugar privilegiado. Porque todos los muros del Corredor están abiertos cada cierta distancia con ventanas.

Desde ellas, los visitantes pueden tener unas vistas diferentes del río Arno, de los puentes que flanquean el Puente Vecchio, de las calles que conducen hasta el Palacio Pitti y también del frente fluvial que posee la Galería de los Uffizi, sin olvidar lo que supone caminar por un lugar en principio reservado únicamente a los privilegiados Médicis.

Dirección: Piazza della Signoria, Florencia

Horario:

  • Varia en función del día, al realizar la reserva le indicaran el horario.

Precio:

  • Entrada general: 10,50€
  • Menores de 26 años: 7,25€

Los precios indicados incluyen la entrada a la Galería de los Uffizi y la reserva para visitar el Corredor Vasari. Recuerde que debe reservar con antelación en la propia galería.

En ocasiones el museo no ofrece visitas por lo que si desea verlo deberá recurrir a un tour organizado, cuyo precio es bastante mayor.

Autobús:

  • Las siguientes lineas tienen parada en las inmediaciones del Corredor Vasari: C1, C2, C3, D

Página web oficial de la Galería de los Uffizi

photo credit: GOC53 via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad