Síguenos en las redes sociales

Iglesia de Ognissanti

Este templo se sitúa en la plaza que tiene el mismo nombre que la iglesia, muy próxima a la estación ferroviaria central de Florencia de Santa Maria Novella, situada al oeste de la ciudad. La iglesia permanece abierta durante todos los días y para contemplarla basta con no acudir en el horario de misas, de los cuales siempre se informa a la entrada de los templos florentinos.

La visita a la Iglesia de Ognissanti

El principal motivo para visitar la iglesia de Ognissanti o de Todos los Santos, es contemplar  la obra de Domenico Ghirlandaio titulada el Cenáculo (La Última Cena). Una obra que se encuentra en el refectorio  abovedado del convento anexo a la iglesia. Este elegante pintor del Renacimiento realizó en Florencia cuatro obras con el mismo tema, de las cuales la conservada en la iglesia de Ognissanti es la de más calidad, e incluso hay historiadores del arte que consideran que fue un influencia clarísima en la archiconocida Última Cena de Leonardo da Vinci que se expone en Milán.

Tan sólo con ese dato ya se invita a ver el Cenáculo de Ghirlandaio, pero lo cierto es que no es el único atractivo del templo florentino de Todos los Santos. En primer lugar es interesante su visita porque se trata de una de las iglesias más antiguas de la ciudad, ya que data de aproximadamente el siglo XII. Además también es interesante conocerla porque se trata de todo un conjunto eclesiástico compuesto por la iglesia, el ya citado convento y un claustro que sirvió para la reflexión y oración de los monjes que aquí vivían.

Por otra parte no es un lugar tan plagado de turistas como otras iglesias de Florencia. Por ello se trata de una visita muy relajada que permite admirar con tranquilidad los tesoros que guarda. Y es un tanto extraño que no acudan más viajeros a visitarla, porque su sola presencia desde el exterior ya es muy agradable, al tratarse de un edificio construido por piedra de travertino que le otorga un color muy claro que adquiere toda su dimensión cuando el sol impacta en su fachada y la hace brillar.

Y además en el interior de la iglesia se pueden ver las tumbas de dos personajes célebres florentinos. Uno de ellos es el pintor Sandro Botticelli, cuyas obras maestras se muestran en la Galería de los Uffizi. Y la segunda de las tumbas destacadas del interior de la iglesia, es la que lleva el nombre de Americo Vespuccio, el explorador italiano que dio su nombre al continente americano.

Dirección: Borgo Ognissanti, 42, Florencia

Horario:

  • Lunes a sábado: 7:15 a 12:30 y de 16:00 a 20:00
  • Domingos y festivos: 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 20:00

Precio:

  • Gratis

Autobús:

  • Lineas de autobús con parada en las inmediaciones de la Iglesia de Ognissanti: 6, 11, 12, 36, C2, C3

Página web oficial de la Iglesia de Ognissanti

photo credit: Old Fogey 1942 via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad