Síguenos en las redes sociales

Convento de San Marcos

Para disfrutar del ingente patrimonio artístico de Florencia se hace necesaria una estancia de varios días. En cambio, muchos son los viajes organizados que tan sólo pasan como mucho dos jornadas en la ciudad, y por lo tanto sólo se ve de forma apresurada lo más famoso en torno a las plazas del Duomo y la Signoria. Dejando de lado muchos otros lugares interesantes de la historia de la ciudad.

Uno de esos lugares es el Convento de San Marcos, el cual pese a su gran importancia monumental y artística es un lugar no tan visitado como lo más célebre, y por ello recorrerlo es un verdadero deleite para los amantes del arte.

El convento se sitúa en la Plaza de San Marco, y la paz de su interior contrasta con la animación de la plaza, ya que por aquí pasan muchos autobuses y por lo tanto el flujo de transeúntes, visitantes y lugareños es continuo.

Allí en la plaza se descubre la fachada barroca de la iglesia del convento, puerta de entrada al convento, a través de la propia iglesia cuyo interior también es barroco. Desde ella se llega al claustro y al museo de San Marco, donde se despliega todo un rosario de obras de arte de carácter religioso, como no podía ser de otro modo en un recinto de la orden dominica.

Para comenzar destacan los frescos del pintor gótico Fra Angelico, concebidos para acompañar en sus horas de oración a los monjes que aquí se recluían. Algunas de estas pinturas se encuentran en la escalera que conducen hasta las antiguas celdas de los dominicos. Y todo el conjunto de pinturas de Fra Angelico, un cura convertido en artista cuyo nombre real era Guido di Pietro, son una de sus producciones cumbre, y eso que su modo de pintar y el fervor religioso que imprimía a sus creaciones hicieron de él un pintor muy demandado que viajó a al Vaticano o a las ciudades de Peruggia y Orvieto para trabajar en sus catedrales.

Eso en cuanto al arte pictórico que atesora el convento, pero la propia construcción es una maravilla de la arquitectura renacentista realizada por Michelozzo y financiada por un Médicis, no podía ser de otro modo. En este caso Cosme el Viejo, que no sólo se encargó de sufragar los gastos de la reconstrucción del convento, sino que también pagó su mobiliario, la biblioteca y objetos litúrgicos varios, además de hacer que lo ocuparan los dominicos, ya que antes estaba habitado por monjes de la orden de San Silvestre.

Dirección: Piazza San Marco, 3, Florencia

Horario:

  • Lunes a viernes: 8:15 a 13:50
  • Sábado, domingos y festivos: 8:15 a 16:50

Precio de entrada al Museo de San Marcos:

  • Entrada general: 4€
  • Ciudadanos de la Unión Europea menores de 26 años: 2€
  • Menores de 18 años y ciudadanos de la Unión Europea mayores de 65 años: Gratis

Autobús:

  • Lineas de autobús con parada en las inmediaciones del Convento de San Marcos: 1, 6, 7, 10, 11, 14, 17, 19, 20, 23, 25, 31, 52, 54, 82, 307A, C1, G

Página web oficial del Convento de San Marcos

photo credit: ScottOldham via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad