Síguenos en las redes sociales

Corinto

La distancia que separa Atenas de Corinto es de unos 70 kilómetros y los modos para llegar hasta allí son variados, tanto en las habituales excursiones organizadas como en autobuses públicos. Sin embargo, tal vez el mejor modo sea alquilar un coche y tomar la autopista A75 donde se encuentra bien señalado el desvío hacia Corinto y hacia la Península de Peloponeso, que con un automóvil alquilado se puede recorrer para aprovechar y visitar sus muchos enclaves históricos como Micenas u Olimpia.

El Istmo de Corinto

La gran riqueza de la antigua Corinto, y también de la actual, es su extraordinaria ubicación geográfica en el istmo que une la Península del Peloponeso con la Grecia continental, lo cual hace que desde sus puertos se pueda acceder tanto al mar Egeo como al mar Jónico.

Esa situación supuso riqueza en el pasado pero también conflictos, por lo que la ciudad fue asediada y saqueada en diversas ocasiones. De hecho, la gran mayoría de restos históricos que se observan hoy en el recinto arqueológico pertenecen a la época romana, ya que tras ser saqueada, la ciudad volvió a ser reconstruida en tiempos de Julio César, en el siglo I antes de Cristo.

Corinto y Acrocorinto

La visita a la antigua Corinto se compone de dos zonas. En la parte baja la antigua ciudad, y en la zona más elevada se yergue Acrocorinto, situada en un punto elevado que sirvió para ser fortificado. A diferencia de la ciudad vieja, la visita a Acrocorinto es gratuita y desde ahí se dispone de unas excelentes vistas de todo el entorno terrestre y marítimo.

En cuanto al yacimiento de la Antigua Corinto se sitúa a unos 7 kilómetros de la ciudad moderna. Hay transporte regular hasta ahí, pero si se ha optado por ir en vehículo de alquiler se hallará el yacimiento sin problemas gracias a la señalización existente.

La visita al yacimiento

La entrada que se paga por entrar al recinto arqueológico permite visitar el museo temático y también las ruinas históricas. Entre ellas destaca el templo de Apolo, lo único que queda de época griega, ya que se construyó en estilo dórico durante el siglo V a. C.

Hacia el sur del templo se encuentra la vieja ágora y en sus inmediaciones los restos de una columnata que se construyó en tiempos de Filippo II (el padre de Alejandro Magno), hacia el 337 a. C. cuando reunió aquí a los gobernantes griegos para que se pusieran bajo sus órdenes.

También la visita permite ver los restos de la Basílica Juliana, así como la fuente de Pirene Baja, rodeada como tantas otras lugares clásicos de hechos mitológicos, que unen la poesía y la barbarie de los dioses del Olimpo.

Dirección: Corinto, Grecia

Horario:

  • Lunes a domingo: 8:00 a 15:00

Precio:

  • Entrada general: 6€
  • Mayores de 65 años, menores de 18 años y estudiantes: 3€

Autobús:

  • A diario parten autobuses hacia Corinto desde la estación de Leoforos Kifisou 100.

Tren:

  • Hay varios trenes al día con destino Corinto que parten desde Atenas, concretamente desde la estación de Neratziotissa.

Página web oficial del yacimiento de la Antigua Corinto

photo credit: inyucho via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad