Síguenos en las redes sociales

Linterna de Lisícrates

Cualquier turista que llega a Atenas da largos paseos por el barrio de Plaka. En esas calles se dispone de una amplia oferta de bares y restaurantes para probar la comida y bebida griega. Y además son vías donde abundan los negocios que venden tanto los souvenirs más típicos y económicos, como aquellos productos más valiosos y de elaboración artesanal, principalmente de ropas, bordados o de orfebrería. Así que está claro que el trajín continuo de visitantes por Plaka hace que siempre sea un barrio muy animado.

Sin embargo, una gran mayoría de las personas que caminan por el barrio ignoran que aquí se encuentra un peculiar monumento, muy destacado en el conjunto de la arquitectura antigua de Grecia. Se trata de la Linterna de Lisícrates.

Un monumento único

El monumento se encuentra en la pequeña plaza de Lysicratou. En la actualidad está protegido por una valla metálica que rodea todo su entorno, convirtiendo el paraje en un espacio idóneo para que surja la vegetación de forma espontánea y los muchos gatos atenienses tengan aquí uno de sus refugios predilectos.

Con esa apariencia de relativo abandono de pronto se descubre ese monumento de apenas unos 10 metros de altura. Puede parecer un monumento antiguo más, pero en realidad es único en su género. Es el monumento conmemorativo que en torno al año 335 antes de Cristo se realizó al corega Lisícrates. Y de hecho en los momentos de esplendor de la Atenas clásica fueron muy habituales este tipo de monumentos, ya que esta calle se denominaba Vía de los Trípodes, porque aquí se colocaban los trípodes que eran el trofeo que se entregaba a los coregas.

¿Qué es un corega?

Los coregas eran potentados que financiaban las actuaciones de los coros durante los distintos festivales líricos y dramáticos que se realizaban en la ciudad. Competían entre ellos por la calidad de las actuaciones y se sentían sumamente orgullosos cuando su coro se proclamaba campeón. Por ello no dudaban en erigir este tipo de monumentos en el mismo centro de Atenas.

En este caso, por las inscripciones y relieves que se conservan en el monumento se sabe que Lisícrates venció ese año en el certamen dionisiaco que se celebraba en el cercano Teatro de Dioniso, a los pies de la Acrópolis. Pero además de eso, el monumento también posee otro rasgo que lo hace único, ya que fue la primera vez que se construyó una obra en el exterior usando las columnas de estilo corintio.

En definitiva, al pasear por Plaka y llegar hasta la Linterna de Lisícrates, puede parecer una ruina ateniense más, pero tal vez sabiendo estos datos que lo hacen único, pueda valorarse en su justa medida y comprender porque siempre hay algún viajero fotografiando el monumento.

Dirección: Sellei, 5, Atenas

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones del Partenón: 025, 026, 027, 035, 040, 106, 126, 136, 137, 209, 227, 230, 550, A2, B22, E14, X14

Tranvía:

  • Lineas 1, 2, 4, 5, 10, 11, 12, 15

Metro:

  • St. Akropoli: M2
  • St. Constitution: M2, M3

photo credit: HBarrison via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad