Síguenos en las redes sociales

El Templo del Erecteion

Está claro que la gran mayoría de viajeros que asciende hasta la colina de la Acrópolis de Atenas y pagan la entrada para visitar el recinto arqueológico, acuden atraídos por el archifamoso Partenón. Sin embargo, son muchos los que se sorprenden cuando precisamente en un lateral de este famoso templo descubren el edificio de otro insigne templo de la Grecia clásica: el Erecteion.

El Erecteion y el Olivo Sagrado

El templo del Erecteion es uno de los más singulares de toda la arquitectura clásica y su emplazamiento está envuelto por los orígenes más legendarios de Atenas. Ya que se dice que precisamente ahí plantó Atenea un olivo, que iba a ser el símbolo de la prosperidad de la ciudad.

La construcción se levantó entre los años 421 y 406 antes de Cristo. Y se trata de un edificio bastante complejo en comparación con la gran mayoría de templos griegos, ya que posee varios pórticos, cada uno de ellos pertenecientes a distintas advocaciones sagradas. También dispone de varias alturas. Y además es un templo realizado en orden jónico, lo cual no suele ser lo más común.

Al igual que ocurre en el vecino Partenón, no es posible visitar su interior, y eso pese a que su estado de conservación es mucho mejor, y los grandes trabajos de restauración se concluyeron hace décadas. Sin embargo, la mera vista desde el exterior ya hace consciente al turista de que se encuentra ante un edificio bello, elegante y diferente.

Las Cariátides del Erecteion

Y esas características de belleza, elegancia y diferenciación básicamente se aprecian en el pórtico de las Cariátides. Un pequeño pórtico lateral donde las tradicionales columnas de los templos se convirtieron en seis esculturas de mujer que sostienen sobre sus cabezas la cubierta de la construcción.

Son mujeres jóvenes talladas en mármol, vestidas con el tradicional peplo griego y sobre sus cabezas portan unos cestos que hacen las funciones de los capiteles. Su tamaño es mayor que el natural y su apariencia recuerda a las de las esculturas denominadas koré del arte antiguo griego. De este tipo de esculturas femeninas se guardan varios ejemplos en el Nuevo Museo de la Acrópolis situado en la base de la colina y fuera del recinto arqueológico.

De hecho, tras visitar el Erecteion se hace imprescindible entrar a dicho museo, accesible con la misma entrada. Ya que en realidad las Cariátides originales se exponen aquí para garantizar su conservación, mientras que en el templo en la actualidad se ven unas réplicas idénticas realizadas en yeso. Si bien saber este dato de que no son las originales no le resta ningún encanto a la contemplación del Erecteion.

Dirección: Acrópolis, Atenas

Horario:

  • Lunes a domingo: 8:00 a 20:00

Precio:

  • Entrada general: 12€
  • Mayores de 65 años residentes en la Unión Europea y estudiantes: 6€
  • Menores de 18 años: Gratis

Con la entrada es posible entrar en la Ágora Antigua, la Ágora Romana, la Acrópolis, la Biblioteca de Adriano, el Templo de Zeus Olímpico o en el Museo Arqueológico de Kerameikos, entre otros.

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones del Templo del Erecteion: 035, 040, 106, 126, 136, 137, 227, 230, 550, A2, B22

Tranvía:

  • Lineas 1, 5, 10, 15

Metro:

  • St. Akropoli: M2
  • St. Thiseiou: M1
  • Stathmos Isap Monastiraki: M1, M3

photo credit: hermenpaca via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad