Síguenos en las redes sociales

Epidauro

En poco más de hora y media de carretera y tras recorrer unos 140 kilómetros desde Atenas se llega hasta Epidauro, situado al este de la Península del Peloponeso. Se trata de una atractiva excursión para conocer algunos de los restos arqueológicos mejor conservados de la antigua civilización griega.

El Santuario de Epidauro

Este santuario es uno de los más famosos de todo el territorio heleno. Se trata de un recinto sagrado dedicado a Asclepio, dios de la medicina en la mitología griega. Como sobre todos los dioses clásicos siempre hay una leyenda que mezcla los episodios trágicos con otros que llegan a ser brutales. Y en el caso de Asclepio, se pensaba que era hijo de Apolo y Carónide. Aunque su madre no lo llegó a conocer porque durante el parto murió fulminada por un rayo. Fue entonces cuando Apolo, tomó a su vástago y le encargó a un centauro que lo cuidara. Pero este centauro, además de una bestia con los cuartos traseros de un caballo y el tronco y cabeza de un hombre también era médico, y le enseñó todo lo que sabía en la ciencia de la sanación.

Epidauro se toma como el lugar de nacimiento de Asclepio, y allí se levantó este santuario, donde se le adoraba y también se curaba a los enfermos, mediante dietas, remedios medicinales e incluso arcaicos métodos de cirugía.

Pero el visitante que pague la entrada al recinto del santuario, no sólo verá los restos del templo. También allí se conservan los vestigios de lo que fue el albergue para hospedarse los peregrinos y los pacientes. Además se descubre un edificio que era una gran sala de banquetes. Mientras que en el otro extremo del conjunto arqueológico también se descubre lo que fue un antiguo estadio para la celebración de pruebas atléticas.

El Teatro de Epidauro

No obstante, lo más famoso de la arqueología de Epidauro es su gran teatro. Y es que este recinto cultural construido en el siglo III antes de Cristo es uno de los edificios mejor conservados de aquel periodo en todo el territorio de Grecia.

Es sorprendente ver el buen estado de conservación en el que se muestra este teatro, cuyo graderío tiene capacidad para acoger a unos 14.000 espectadores. Un cuantioso aforo en el que todos los asistentes podían oír a la perfección las representaciones que allí se celebraban, ya que este teatro posee una acústica excelente. De hecho son muchos los visitantes que lo comprueban situándose en la parte baja y simulan ser actores, mientras que sus compañeros de viaje escuchan perfectamente sus palabras desde lo más alto del graderío.

Dirección: Epidauro, Grecia

Horario:

  • De noviembre a marzo:
    • Lunes a domingo: 8:00 a 18:00
  • De abril a octubre:
    • Lunes a domingo: 8:00 a 20:00

Precio:

    • Entrada general: 6€
    • Entrada reducida: 3€

Si visita el recinto entre noviembre y marzo debe saber que el primer domingo de cada mes la visita es gratuita.

La mejor forma de llegar a Epidauro es coger en Atenas un autobús en dirección a Nauplia (salen desde la estación de Leoforos Kifisou 100).
Una vez en Nauplia se puede coger un autobús que le llevara hasta Epidauro.

Otra forma muy recomendable es alquilar un coche. Además de tener más libertad a la hora de visitar los alrededores de Atenas, tardaréis mucho menos en llegar a vuestro destino.

photo credit: Rosino via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad