Síguenos en las redes sociales

Osiou Louka

El principal motivo para hacer una excursión desde Atenas hasta Osiou Louka es conocer el impresionante monasterio de San Lucas. Un lugar que dista prácticamente 170 kilómetros de la capital, pero que es un lugar muy recomendable, sobre todo para aquellos que hayan alquilado un coche y decidan viajar hasta la ciudad de Delfos, porque unos 25 kilómetros antes de llegar se encontrarán en la carretera indicado el desvío hacia Osiou Louka.

El Monasterio de San Lucas

Sus orígenes se remontan al siglo XI, y por su historia y la calidad artística del lugar, está considerado uno de los monumentos bizantinos más importantes Grecia. Pero sobre todo se trata de un lugar esencialmente bello por la hermosura de los mosaicos del templo, realizados durante la segunda edad de oro del arte bizantino.

Sin embargo, antes de que el visitante se adentre en el interior de la iglesia, ya queda impactado por la sencillez y la rotundidad de su exterior, en el que destaca su gran cúpula que todavía gana más presencia en este paisaje en el que se divisa muy cercana la cumbre del monte Pleistos.

Esa cúpula, una vez dentro, se comprueba que es un verdadero ingenio constructivo, ya que su gran volumen semiesférico del centro, se apoya en diversas bóvedas y contrabóvedas, como si todo fuera un mecano de curvas para soportar el gran peso de la construcción. Y además se aprecia que la gran cúpula es la principal fuente de iluminación para el recinto religioso, ya que en su base tiene diversas ventanas que bañan de luz todo el espacio interior.

Los mosaicos de Osiou Loukas

Esa luz que entra por las ventanas incide directamente sobre los fondos dorados de las superficies de mosaico de la cubierta. De manera que todo alcanza un brillo deslumbrante, y es que sus artífices querían plasmar con ello la belleza y el poderío del reino de los cielos.

En realidad todo el programa iconográfico de los mosaicos de la iglesia representa el credo de la iglesia ortodoxa. Evidentemente todo quedaba dominado por la figura de un Cristo  que ha desaparecido. En cambio sí que quedan otros mosaicos en los que se presentan al fiel hasta 140 retratos de santos, además de que hay varias imágenes de la Virgen María con el Niño, y también de la paloma que es símbolo del Espíritu Santo.

Una excursión muy recomendable

Por el indudable atractivo de la arquitectura bizantina, por la calidad de los mosaicos y de los frescos del santuario y por la tranquilidad que envuelve a la construcción en un paisaje típicamente mediterráneo, la excursión hasta Osiou Louka es una opción muy interesante para los viajeros que quieran recorrer las inmediaciones de Atenas. Un lugar en el que no se suelen acumular los turistas, por lo que se puede disfrutar de él en la atmósfera tranquila que requieren este tipo de construcciones religiosas.

Dirección: Osiou Louka, Grecia

La mejor forma de llegar desde Atenas hasta el Monasterio de Osiou Louka es en coche.

photo credit: MCAD Library via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad