Síguenos en las redes sociales

Museo Bizantino y Cristiano

Puede pensarse que la historia griega sólo tiene una época de interés, la de la Antigüedad. Sin embargo, el pasado heleno está plagado de momentos muy atractivos y que han dejado su influencia en el arte griego, en el aspecto de sus ciudades y por supuesto en la mentalidad de sus habitantes.

Para comprobarlo basta con visitar el Museo Bizantino y Cristiano, ubicado en la avenida Vasilissis Sofias, 22, en las proximidades de la plaza Sytagma y tras el Jardín Nacional. De hecho se encuentra en una zona donde se acumulan varios museos de temáticas variadas, como el Museo Benaki, el Museo Militar, la Pinacoteca Nacional o el Museo Goulandris. En definitiva, los amantes de los museos sin duda recorrerán esta zona del centro ateniense.

Un homenaje a la Atenas bizantina

La capital griega le debe mucho a los tiempos en los que fue ocupada por Bizancio, la antigua y vecina Estambul. Los bizantinos sin duda dejaron su impronta en el arte y cultura ateniense, aunque las relaciones con los turcos siempre han sido difíciles, dada la cercanía y las diferencias entre ambos países.

No obstante, salvando esos enfrentamientos, se creó este museo, que afortunadamente fue profundamente reformado hace unos años, incorporando las nuevas tecnologías a la exposición de infinidad de objetos seleccionados entre los 15.000 elementos artísticos de época bizantina y postbizantina que posee el museo.

Allí se pueden ver iconos datados desde el siglo IX hasta el XIX. A estos iconos les acompañan esculturas paelocristianas, objetos cerámicos, valiosa orfebrería, piezas textiles bordadas, vestimenta eclesiástica y pinturas murales de temática cristiana.

Y de entre todo ese maremágnum de objetos artísticos hay varios que captan la atención de los visitantes. Cada uno de una época distinta. Por ejemplo un mosaico denominado Episkepsis que representa un icono bizantino de la Virgen, u otro icono de San Jorge del siglo XIII pintado en sus dos caras. Aunque no sólo hay arte religioso, también se puede ver una escultura del siglo IV que muestra a Orfeo tocando la lira y rodeado por animales. Y desde luego llama la atención el Tesoro de Mitilene, por el fino trabajo en oro y otros metales de los diversos objetos que lo configuran.

El edificio actual

Como ya se ha dicho el museo fue recientemente renovado, adecuando el montaje expositivo a la calidad de la colección. Pero también se añadieron servicios indispensables para un museo moderno, como son las salas de exposiciones temporales, una cafetería y un restaurante, y un auditorio para los habituales espectáculos musicales que aquí se programan. Todo ello ha conseguido dar vida a la elegante mansión de estilo toscano que desde 1930 acoge este museo.

Dirección: Bas. Sofίas, 22, Atenas

Horario:

  • Lunes a domingo: 8:00 a 20:00

Precio:

  • Entrada general: 4€
  • Entrada reducida: 2€
  • Menores de 18 años: Gratis

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones del Museo Bizantino y Cristiano: 022, 025, 026, 027, 054, 100, 203, 204, 209, 220, 221, 224, 227, 235,550, 608, 622, 732, 815, A5, E14, X14, X95

Tranvía:

  • Lineas 2, 3, 4, 11, 13, 15

Metro:

  • St. Syntagmatos: M2, M3
  • St. Evangelismou: M3

Página web oficial del Museo Bizantino y Cristiano

photo credit: Tilemahos Efthimiadis via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad