Síguenos en las redes sociales

Anafiotika

Una gran parte de los alojamientos de diversas categorías que hospedan a la infinidad de turistas que visita Atenas están ubicados en el barrio de Plaka. Un barrio de enorme atractivo para los viajeros por su abundante oferta de bares, restaurantes, tiendas de artesanía y por los muchos monumentos que se encuentran en sus calles. Sin embargo, uno de los mayores atractivos de este barrio es la pequeña zona de Anafiotika, en la parte alta del barrio y mucho menos bullicioso que las más populosas plazas de Plaka.

A los pies de la Acrópolis

La zona de Anafiotika se sitúa a los pies de la propia Acrópolis. De hecho ocupa una parte de la ladera de la colina, por ello se trata de un entramado urbano en el que abundan las cuestas y las calles son muy estrechas y enrevesadas adaptándose al terreno donde se asientan.

Por ello lo mejor es adentrarse en ellas y olvidarse del típico plano turístico. Basta con ir caminando y dejarse llevar, incluso llegarse a perder por ese intrincado laberinto sin tener un destino claro. Tarde o temprano se llegará a alguna plaza de Plaka o incluso al espacio correspondiente al Ágora romana, ya lindando con el barrio de Monastiraki.

El aspecto del barrio es tremendamente chocante con la imagen que podemos tener de las calles de una gran capital europea. Porque se trata de casas modestas de pequeña altura que a veces llegan hasta la misma roca de la colina o que se rodean de callejones sin salida y solares en estado ruinoso. No obstante, es un lugar enormemente pintoresco por esa arquitectura popular, siempre adornado por floridas macetas y donde predomina el color blanco de la cal en sus fachadas.

Unas casas históricas

La mayoría de estas viviendas fueron construidas en las últimas décadas del siglo XIX, cuando llegaron a la ciudad albañiles procedentes de la isla de Anafi (de ahí, el nombre de la zona). Todos ellos se instalaron en Atenas para trabajar en las obras del palacio real de la Plaza Syntagma, el actual Parlamento. E incluso en la actualidad, algunas de las viviendas siguen siendo habitadas por los descendientes de aquellos obreros.

No obstante estos edificios populares no son el único atractivo de Anafiotika. Hay dos iglesias que son dos de los lugares más destacados de la barriada. En primer lugar la iglesia de Agios Georgios, que significa San Jorge de la Roca, una denominación que alude a su ubicación. Esta iglesia indica la entrada a Anafitioka. Mientras que muy próxima y situada un poco más al norte se halla la iglesia de Agios Simeon, un templo construido a mediados del siglo XIX.

Dirección: Anafiotika, Atenas

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones de Anafiotika: 040, 106, 126, 136, 137, 227, 230, 550, A2, B22

Tranvía:

  • Lineas 1, 5, 10, 15

Metro:

  • St. Akropoli: M2

photo credit: Dan Costin via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad