Síguenos en las redes sociales

Filopappos

Sin duda alguna Filopappos es la colina más famosa de Atenas es la que sirve de asiento a la Acrópolis. A este lugar se acercan todos los turistas que visitan la capital griega. No obstante, si la estancia en Atenas dura varios días, bien merece la pena acercarse hasta otras colinas que rodean y se integran en el casco urbano.

Las posibilidades son varias, la Colina de Licabeto, la de Pnix y la de Filopappos. Ésta última es una agradable excursión que el viajero puede hacer buscando la inspiración, ya que el lugar también se conoce con otra denominación más poética: colina de las Musas.

Las vistas y los senderos

Y lo cierto es que quién llegue hasta ella comprenderá el porqué de este nombre. Desde ella se disfruta de una panorámica privilegiada sobre la ciudad, siendo uno de los mejores enclaves para contemplar el conjunto monumental de la Acrópolis. Pero además se puede ver gran parte de la llana extensión de la región de Ática, y hasta se descubre el mar en el Golfo Sarónico.

Subir hasta la Colina de Filopappos es una buena opción para escapar durante unas horas del bullicio de la capital. Allí nos encontramos con un espacio natural con mucho arbolado a base de cipreses y pinos, típicos de la vegetación mediterránea. Entre ellos circulan diferentes senderos que llegan hasta los puntos más emblemáticos de la colina.

Los atractivos de la Colina de Filopappos

Uno de estos puntos es el monumento a Filopappos, situado en la propia cumbre. Este gobernador romano hizo construir aquí un fuerte en el siglo III antes de Cristo para defender la ciudad. Pero también en la colina está la iglesia de Agios Dimitrios Loumbardiaris. Ésta ya es una obra muy posterior, del siglo XVI.

Hoy en día esta iglesia es muy frecuentada por los atenienses para la celebración de bodas y bautizos. Pero en el pasado su ocupación fue menos alegre. De hecho hay una leyenda que cuenta que aquí se refugiaron los cristianos durante un ataque de los turcos. Y cuando estaban a punto de ser derrotados, un rayo cayó sobre el amenazante cañón que llevaba los enemigos, haciendo que no pudieran vencerles.

La colina de la danza

Una de las cosas que debe hacer el turista al llegar a Atenas es acudir a una oficina de información para ver la intensa programación cultural ateniense. Con suerte, en las fechas de su viaje se realizara algún evento musical en esta colina. Ya que aquí actúa desde hace décadas  el Teatro de Danza de Dora Stratou, una compañía cuyos masivos espectáculos dan a conocer el folklore más tradicional de Grecia.

Dirección: Colina Filopappos, Atenas

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones de la Colina Filopappos: 040, 106, 126, 136, 137, 227, 230, 550, A2, B2

Tranvía:

  • Lineas 1, 5, 10, 15

Metro:

  • Stathmos Isap Petralona: M1
  • St. Akropoli: M2

photo credit: katsommers via photopin cc
Escrito por Armando Cerra

Quizás te interese

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad