Síguenos en las redes sociales

Barcelona y la Exposición de 1929

Por en Barcelona No Comments

Uno de los acontecimientos más importantes que ha celebrado la ciudad de Barcelona ha sido la realización de la Exposición Internacional de Barcelona que se realizó el 20 de mayo de 1929. La exposición tuvo un coste de 130 millones de pesetas y se ocupó una superficie de 118 hectáreas. Participaron veinte naciones europeas junto a Japón y EEUU.

Barcelona contaba con el recuerdo y los avances que generó la Exposición Universal de 1888 en la ciudad por este motivo acogieron con gran ilusión la proyección de esta exposición cuyo objetivo era dar a conocer los adelantos tecnológicos junto la proyección de una industria catalana en el extranjero.

El origen de la Exposición

En 1905 surgió la primera idea de realizar una exposición promovida por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, años más tarde se decidió que el recinto se ubicaría en Montjuic.  En 1913 se creó una comisión para la organización de evento que estaba formada por representantes del Fomento Nacional del Trabajo y del Ayuntamiento. Una de las primeras dificultades que surgió fue la de encontrar los terrenos por lo que finalmente se procedió a la expropiación de algunos terrenos con fines públicos. En 1917 comenzaron las obras de urbanización de la montaña de Montjuic y de ajardinamiento. Se construyó el funicular para poder acceder a lo más alto de las montañas así como el Transbordador aéreo para acceder a la misma desde el puerto de Barcelona, aunque éste fue inaugurado en 1931.

Impacto en Barcelona

La exposición concluyó con un déficit de 180 millones de pesetas. Y el éxito no fue demasiado alto puesto que coincidió con el  desplome de las bolsas de Nueva York de ese mismo año lo cual redujo considerablemente el número de participantes. Aun con estos factores, se obtuvo un gran éxito a nivel social y un gran logro para la ciudad de condal.

En cuanto al impacto para la ciudad a nivel urbanístico fue considerablemente grande, ya no solo en la zona de Montjuic sino que el resto de la ciudad también se benefició. Por ejemplo, se ajardinaron las plazas de Tetuán, Urquinaona y Letamendi, se urbanizó la Plaza de Cataluña y se prolongaron la Avenida Diagonal. Se mejoró el asfalto de las calles junto con el alcantarillado. Se sustituyó la iluminación de gas por la eléctrica y se instalaron lavabos públicos. También se mejoraron las comunicaciones con la ciudad con la construcción del aeropuerto del Prat y la mejora de los enlaces con los barrios periféricos entre otras muchas obras y mejoras más.

Tal como era de esperar, la Exposición desencadenó un gran desarrollo urbanístico en la ciudad de Barcelona consolidándose, además, el estilo arquitectónico del novecentismo, estilo de corte clásico que sustituyó al modernismo reinante en Cataluña. Entre los edificios más destacados para esta exposición destaca el Palacio Nacional, la Fuente Mágica, el Teatre Grec, el Pueblo Español y el Estadio Olímpico.

De este modo, la ciudad de Barcelona consiguió obtener un gran impacto tanto a nivel nacional como internacional.

photo credit: Adriano Aurelio Araujo via photopin cc
Escrito por Lidia Roselló

Quizás te interese

Post navigation

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad