Síguenos en las redes sociales

Gran Bazar de Estambul

Ruidoso y colorido, el laberinto de calles y la multitud de tiendas que componen el Gran Bazar o Capaliçarsi, constituyen uno de los lugares imperdibles de Estambul donde puedes pasarte durante horas sumergido en su atmósfera mágica.

Un poco de historia

Su construcción se remonta al inicio del Imperio Otomano cuando Mehmet el Conquistador ordenó levantar el Eski Bedesten, el núcleo original del Gran Bazar que hoy constituye su centro y está reservado a los objetos más valiosos que venden anticuarios y armeros.

Inicialmente estaba dedicado a la venta de telas pero pronto se fue rodeando de artesanos y de comerciantes de todo tipo de objetos. Se abrió un servicio de custodia de valores que permitía a los comerciantes guardar sus objetos más valiosos en cajas de seguridad a cambio de una cuota. El bazar se fue ampliando y se fueron cubriendo sus calles hasta alcanzar su configuración actual.

El Gran Bazar era el centro económico de la ciudad y estaba organizado por gremios, además de que funcionaba el sistema de aprendiz-maestro en el que éste transmitía los artes de cada oficio a sus discípulos.

El Gran Bazar hoy

Ocupa 45.000 m2 y está organizado en 64 calles, 16 patios y cerca de 4.000 tiendas. Se accede a través de 22 puertas, 4 de ellas son las principales que corresponden a los extremos de las dos avenidas principales que lo atraviesan. Emplea a más de 20.000 personas y es una ciudad dentro de la ciudad ya que cuenta con tipo de servicios desde enfermería hasta oficinas bancarias.

De las puertas destaca la de Nuriosmaniye que tiene un escudo en el que se representan una pistola, un libro, una bandera y el lema del sultán Abdülmecid, “Dios quiere al que hace negocios”.

Sigue estando organizado por gremios, por lo tanto cada zona corresponde a la venta de un tipo particular de objetos. Los nombres de las calles corresponden al gremio que trabaja en ellas.

Se puede comprar de todo, piezas de anticuario, joyas, alfombras, libros, cerámicas, pipas, vestidos, telas, objetos de piel, espejos. Su ambiente es muy especial, todo es tentador, la multitud de objetos que se exhiben, en una composición abigarrada, densa y colorida, harán que te sientas mareado al poco de entrar.

Recomendaciones

Entra en el juego del regateo pero no te obsesiones con obtener el mejor precio porque luego de entrar en la quinta tienda ya no te acordarás de cómo volver a la primera.

Tómate tu tiempo y disfrútalo, recórrelo sin prisas y sin pretender orientarte, déjate llevar por aquello que más te llame la atención. Cuando te canses bébete un té acompañado de un baklawa que aunque más caros que en otras partes de la ciudad bien se merecen ser tomados en ese ambiente tan diferente al nuestro.

Dirección: Gran Bazar, Estambul

Horario:

  • Lunes a sábado: 8:30 a 19:00

Tranvía:

  • Beyazıt-Kapalıçarşı: T1

photo credit: rictulio via photopin cc
Escrito por Graciela Quevedo

Quizás te interese

Post navigation

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos y ayúdanos a crecer!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudaras a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad