Síguenos en las redes sociales

Palacio de Verano

El Palacio de Verano fue una de las residencias del zar Pedro el Grande y de su esposa Catalina. Es un espacio pequeño que cuenta con 14 habitaciones y cada una de ellas con una decoración y una historia muy diferentes. Es el lugar perfecto para visitarlo y conocer con mucho más detalle la historia de San Petersburgo y de los zares.

Historia del palacio

El Palacio de Verano era una de las residencias privadas del zar Pedro I, se comenzó a construir en el año 1710 y en dos años estuvo terminado. El arquitecto más famoso del momento en la ciudad de San Petersburgo, Trezzini, fue el encargado del proyecto junto con el constructor Ivan Matvetev

La residencia está ubicada sobre un terreno que perteneció al sueco Erich von Berndt Konou y en ese momento tan solo estaba construida una pequeña casa con un jardín.

El zar pidió expresamente que le construyeran un pequeño puerto y comenzó a trazar un sistema para las fuentes del jardín que más tarde sería por donde llegaría el agua a la vivienda, utilizando este sofisticado sistema de tuberías.

El propio Matveyey definió a este palacio de la siguiente manera: ” no es una residencia imperial… es una pequeña casa de estilo holandés con un jardín con colores muy vivos, con marcos dorados en las ventanas y adornos en plomo”.

El Palacio de Verano se construyó en piedra y fue el primero de la ciudad en usar este material y tiene un diseño muy especial, desde una veleta con forma de San Jorge matando a una serpiente hasta desagües con forma de dragones… son elementos que destacan por su gran belleza. La entrada a la residencia es impresionante, el mármol negro destaca sobre todos los elementos. Es un palacio repleto de detalles únicos y que fascinan a todos los que lo visitan.

La vivienda de verano

El Palacio de Verano estaba habitado desde mayo a octubre. En la planta principal vivía Pedro I El Grande y en el primer piso lo hacía su esposa Catalina. La estancia cuenta con 14 habitaciones, dos cocinas y dos pasillos interiores.

El Palacio de Verano se ha conservado casi como estaba cuando vivía Pedro I El Grande. Es uno de los lugares más bonitos para visitar en San Petersburgo, realmente todo es bello en esta ciudad pero una singularidad del Palacio de Verano es que es una muestra de las peculiaridades de su dueño, una forma única de conocer la historia de primera mano.

Dirección:Dvortsovaya naberezhnaya, 2, San Petersburgo

Horario:

  • Miércoles a lunes: 10:00 a 18:00

Precio:

  • Entrada general: 300 rub

Autobús:

  • Lineas con parada en las inmediaciones del Palacio de Verano: 46, 49

Metro:

  • Gostinyy dvor: 3
  • Nevskiy Prospekt: 2

Página web oficial del Palacio de Verano

photo credit: Alexxx1979 via photopin cc
Escrito por Lidia Roselló

Post navigation

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

¡Síguenos en Instagram!

Si te ha gustado la entrada no dudes en seguirnos, así nos ayudarás a crecer y podremos ofrecerte más contenido de calidad